Es lo mismo que ya le ocurrió al FC Barcelona, por lo que tanto Real Madrid como Atlético tendrán hasta el próximo 31 de enero para completar su plantilla, si quieren reforzarla de cara a este periodo que llega hasta verano de 2017. Pero la sanción no sólo afectará a los fichajes. Los rojiblancos tendrán que pagar una multa de cerca de 825.000 euros, mientras que los blancos lo harán por más de 325.000 euros. Además, ambos equipos tendrán que regularizar en 90 días la situación de todos los menores que se han visto afectados por la actuación de sus clubes.

El Atlético de Madrid yaha confirmado que recurrirá esta sanción de la FIFA. También están trabajando en ello los abogados del Real Madrid. Aunque todo apunta a que no consigan más que los azulgrana en su día. En concreto, ambos conjuntos han infringido los artículos 5, 9, 19 y 19 bis y los anexos 2 y 3 del reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, como también le ocurrió al Barça, que ya ha cumplido su sanción. Lo que sí podrán hacer ambos equipos es vender futbolistas. Asimismo, se han librado del castigo la parte femenina de ambos clubes, así como la de fútbol sala y playa.