El Gran Circo Acrobático Nacional de China está considerado como único en el mundo. Entre sus artistas hay medallistas olímpicos y antiguos miembros del Cirque du Soleil.

En un circo no pueden faltar los equilibristas y los  funambulistas y  justamente éste es el papel que está realizando  China  ante el conflicto Ucrania-Rusa . Por una parte  defiende la soberanía de Ucrania  pero por otro lado cree legítimas las preocupaciones de seguridad de Rusia sobre la expansión de la OTAN hacia Europa del Este.

Hay que ser conscientes del importante papel de China en esta guerra  pues está ejerciendo de  contrapeso  en base a sus propios   intereses.

Más allá de su papel en el conflicto bélico existente, China está  reformulándose y posicionándose a nivel internacional.

La  China de nuestros días  se reinventa, y para ello ha reactivado  la denominada “Ruta de la Seda”, un actual posicionamiento  nada despreciable a la vista de las dimensiones económicas e influencias políticas y estratégicas que ello le  puede generar.

La nueva “Ruta de la Seda”, llamada “ La Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI)” es un gran programa de inversiones que tiene como presupuesto un billón de dólares  para invertir en infraestructuras, telecomunicaciones e inversiones  en todo el mundo. Este relanzamiento    de la Nueva  Ruta de la Seda  es un contraataque  de Pekín para posicionarse dentro del orden mundial. Ya son 145 paises los que  se han adherido a su iniciativa, zonas básicamente “olvidadas” por Occidente y donde ahora el gigante asiático está invirtiendo y ganando apoyos de cara a futuras estrategias políticas. Desde África hasta Latinoamérica, desde Asia a Europa,incluso  Rusia y Ucrania están dentro del BRI al igual que  Argelia, Marruecos….

Mientras todos estamos mirando a una cruenta guerra, Pekín va tomando posiciones a nivel internacional  y ,siendo  la segunda potencia mundial  ,se fortalece ante la idea de crear una nueva alternativa al “orden occicental”.

La economía China es diez veces mayor que la rusa, creciendo 6,2% de media entre 2014 y 2020 frente al 0,4% de Rusia. China tiene como aspiración igualarse con Estados Unidos y está trabajando en ello.

Tal como dijo el economista János Kornai. “China no se conforma con ser una de las principales potencias, está tratando de dominar el mundo”.

Debemos estar vigilantes.