Continuamos el análisis de la amenaza marroquí (Aquí y Aquí).

Todas las comparaciones son odiosas dice el adagio popular, pero no por ello dejan de ser obligadas cuando se tiene que partir del conocimiento de las cosas para formar opinión.

Durante muchos años, tantos como lleva el sistema político imperante, se amañan la mayoría de las informaciones, por no decir todas, no por el bien común sino por el de los partidos en el poder y las élites, nacionales y extranjeras, que los manejan. En el caso de la política exterior, la seguridad y la defensa todo está burdamente maquillado, o es, literalmente, falso. Nunca, ni en los Pactos de Familia con Francia, ni en la ovejuna sumisión a Inglaterra durante la Guerra de la Independencia, hemos estado peor. Recordemos que, en la lucha contra Napoleón, nuestro Generalísimo era el del Ejército Inglés, un “aliado” que, a la vez, nos apuñalaba por la espalda en América.

Ahora, con una imposición del poder político a través de sus terminales mediáticos que nunca ha sido más agobiante y dominante, y una general corrupción de la función pública y los estamentos más altos de la Nación, estamos desnudos, sin industria, sin pesca, sin agricultura, sin defensa, sin nacimientos, sin fe ni principios. Pero, como el cuento del engañado y necio rey, nos creemos ricamente vestidos en democracia, seguridad, aliados y tantas otras cosas, mientras estamos literalmente en cueros vivos.

Juzguen ustedes, si tienen paciencia de llegar al final, tras comparar los medios de cada nación y sus circunstancias, es decir, la voluntad política, las situaciones internas, los apoyos internacionales y el momento crucial en la que está el Mundo.

 Ejemplo de superioridad: los carros.

 

Balance Comparativo. Presupuesto de Defensa y efectivos.

En estos temas el secretismo y la intencionada desinformación campan por sus respetos, por lo que a lo más que se puede aspirar es a una aproximación fiable. Por ello hay que tener en cuenta que los datos que circulan no son los reales, tanto por el enmascaramiento con que todos los países tratan los propios, como lo tendencioso de su elaboración por las fuentes dominantes (Usa, Inglaterra, ONU). Vamos a recurrir fundamentalmente a dos fuentes abiertas de acceso general y relativo prestigio en el “área atlantista”, es decir, en el ámbito sajón y europeo, el Military Balance 2020 y Wikipedia (y Aquí) en su edición inglesa, mucho menos censurada que aquí. En la primera se nota claramente el interés por hinchar nuestras cifras y disminuir las marroquíes, por lo que nos inclinaremos, en general, por la segunda.

 Marruecos tiene Mili unisex (Servicio Militar Obligatorio Universal).

 

Empecemos con una aproximación a los grandes números y viendo las diferencias entre fuentes.

 

     Balance

         2020

 

 Nación

       Military Balance 2020: Defence spending (Tabla 27)

 Active

 armed

 Forces

Estimated

reservists

 

 Active

 Para-

 military

 (current US $m)

(Millones $ “actuales”)

 Gasto “per capita”

       (current US $)

% of GDP

      (PIB)

  2017

 2018

 2019

2017

2018

2019

2017

2018

2019

2020

2020

 2020

 España

 13.354

15.059

12.921

273

305

260

1’01

1’05

0’92

 120.000

 15.000

  76.000

 Marruecos

   3.492

  3.651

  3.633

103

106

105

3’19

3’09

3’05

 196.000

  150.000

  50.000

 Argelia

 10.077

  9.591

10.394

246

230

246

6’02

5’52

6’02

 130.000

  150.000

187.000

 Portugal

   2.527

  2.573

  2.682

233

248

260

1’14

1’07

1’13

   27.000

  212.000

25.000

 Grecia

   4.731

  4.857

  4.835

439

451

450

2’32

2’23

2’26

 143.000

  222.000

  4.000

 Italia

 26.666

28.701

27.133

429

461

435

1’37

1’38

1’36  

 166.000

    18.000

176.000

 Alemania

 41.789

45.510

48.548

519

566

604

1’14

115

1’26

 181.000

    29.000

 --000--

Comparación de datos de porcentaje del PIB entre Military Balance (MB)  y Banco Mundial para 2019

% PIB 2019

 España

Marruecos

 Argelia

Portugal

Grecia

 Italia

Alemania

 Francia

Inglaterra

USA

 Rusia

Banco M.

1’2 

3’1

  6

1’9

2’26

1’4

1’3 

  1’9

    1’7

3’4

3’9

Military B.

0’92

3’05

6’02

1’13

2’26

1’36

1’26

  1’93

    2

3’2

2’94

Son significativos los aumentos que da el Banco para España y Rusia, frente a la disminución de Inglaterra

 

 Del trabajo del Banco Mundial llama la atención, además de los datos a la baja de Marruecos, que España invierte prácticamente la que menos en Defensa (no solo de Europa) y tiene unos efectivos y unas reservas movilizables raquíticas, a la vez que se calcula a la baja nuestras fuerzas “paramilitares” (Guardia Civil: más de 80.000, más efectivos que el Ejército). 

Según “estimaciones” del Banco Mundial y de la OTAN, el gasto de España en 2020, que no el presupuesto (mucho menor), pudo llegar al 1’16 del PIB. Pero también hay que constatar que el Centre Marocain de Conjoncutre afirmó que la ley de finanzas para 2020 aumentaría el presupuesto de defensa en un 29% en 2020, asignando 45.438.000.000 dirham (MAD; 1 € = 10’75 MAD), unos 4.728 millones $ (3.888 millones €), aproximadamente el 3’8% del PIB. España para 2020 presupuestó oficialmente 8.642 millones (11.500 según Military Balance en 2019). Marruecos, comparativamente, gasta cuatro/seis veces más que nosotros, en gran medida con fondos de la explotación del subsuelo del Sáhara Español y sus aguas, además de las de Canarias, a lo que hay que añadir las altruistas donaciones de fondos, armas y equipos de otras naciones. Y no solo hay que pensar en tan belicoso vecino, dado que Argelia, en proporción, invierte seis/ocho veces más, sin olvidarnos de nuestros graciosos aliados de la colonia de Gibraltar (dos veces más). Es decir, que no vivimos en un idílico país de las maravillas.

 

 Marruecos utiliza la inmigración contra España.

También es significativo de lo poco y mal que España invierte en defensa el que la denostada Rusia tenga un  PIB (1.518.813M.€ en 2019) similar al nuestro (1.244.757M.€/2019) y una potencia militar incomparablemente mayor. No es apreciación nuestra, como lo demuestra el cese de General Alejandre por “filtrar al rey un informe explosivo” sobre las escandalosas carencias militares españolas. Por no decir que no hay dinero para equiparar a nuestros soldados “profesionales” con los guardias civiles y policías, y no digamos pagarles las horas extra que realizan, y sí lo hay para dárselo, en cantidades mucho mayores que los sueldos de las clases de tropa, como ayudas a los inmigrantes que no cotizan. Al respecto, en 2018 se cuantificó en más de 20 millones/año el costo por repatriaciones y alojamiento temporal de inmigrantes ilegales, a lo que hay que sumar el multimillonario coste añadido de las ayudas antes citada, además de los dispositivos de vigilancia, auxilio y emergencia en las fronteras terrestres y marítimas. Y, en este último apartado se pueden cargar, solo en el último año, partidas tan vergonzosas e inexplicables como los regalos a las “fuerzas auxiliares marroquíes”, supuestamente para impedir la inmigración (especialmente en Canarias), de 20 lujosos todoterrenos automáticos Volkswagen Touareg, de gasóleo y 259 CV de potencia, más 130 vehículos Nisan con tracción total ( y 18 camiones militares (total 168 vehículos,12 millones €), más dos partidas de 10’6 y 7’8 millones € para dotar de sofisticadas cámaras de visión nocturna y TV (¿200 aparatos?) a esas mismas fuerzas paramilitares. Medios optrónicos que nos sobran precisamente en los Ejércitos españoles. Y eso en plena invasión a las Canarias y apenas un año después de que el ex–ministro García-Margallo reconociera públicamente que Marruecos utiliza la inmigración ilegal y la presión fronteriza para chantajear a España.

Tampoco se ha utilizado adecuadamente la gigantesca desamortización de infraestructuras militares en los presupuestos de Defensa y la dotación de las Fuerzas Armadas.

Antes de seguir, al hilo de los efectivos “paramilitares”, la plantilla de los cuerpos Policía Nacional y GC está fijada en 163.500 efectivos. En 2013 había 241.791 agentes policiales: 80.300 guardias civiles, 70.733 policías nacionales, 17.160 mozos, 8.008 erchainzas, 1.090 forales de Navarra, 100 miñones alaveses y otros tantos policías canarios, y 64.500 policía locales; con estas cifras se superan los 530 policías (y Aquí)

por cada 100.000 habitantes. Y a ellos había que sumar 82.150 Vigilantes Privados en activo. Total, prácticamente 324.000. España no ahorra precisamente en “seguridad”, interna, por supuesto. Somos campeones en paro y líderes en número de policías por habitantes, aunque los españoles suframos la delincuencia mucho más que en épocas anteriores.

 

            El contraste entre los medios de “seguridad interna” y los militares es aterrador.

           

            Respecto a los efectivos, la cifra de 196.000 soldados marroquíes es ridícula, teniendo en cuenta que Marruecos decretó la movilización casi general en 2019, volviendo al servicio militar obligatorio. La “mili” fue obligatoria para todos los hombres marroquíes entre 1965 y 2007, año en que se estableció el “ejército profesional”, y vuelve ahora con un año de duración y para hombres ¡y mujeres!, caso excepcional en el mundo islámico, con edades entre los 18 y los 25 años. Eso supone que en 2020 se incorporaron 15.000 reclutas (10.000 en 2019) a los 14 “cires” (centros de instrucción). En resumen, Wikipedia da para 2020 la cifra de 350.000 soldados en armas y, al menos, 150.000 reservistas, más  24.000 gendarmes, 50.000 de las Fuerzas Auxiliares y 5.000 del Cuerpo Móvil de Intervención, 230.000 en total.

Estamos hablando de unos ejércitos con medio millón de soldados disponibles a toque de silbato. Soldados fogueados, en buena parte, en las guerras de Yom Kipur/Ramadán (1973, en Egipto y Siria), 1ª y 2ª de Shaba (Zaire, en 1977 y 1979), 1ª del Golfo (1990/91), Somalia (1992/93), y Mogadiscio (1993); además de la Guerra del Sáhara (1975/91) contra el Polisario. En este siglo, fuerzas especiales marroquíes y jordanas apoyaron a Arabia Saudí durante la Operación Tierra Quemada (en Yemen 2010), y en 2013 intervinieron en Mali junto a los franceses.  En 2014/15, cazabombarderos F-16 marroquíes actuaron en Siria e Iraq en colaboración con Usa desde EAU (y Aquí), supuestamente contra el “estado islámico” (ISIS).

También ha participado en muy numerosas “misiones de paz” o similares.

 

 

       El despliegue marroquí de sus Mandos Norte y Sur queda reflejado en estos gráficos, así como sus circunstancias.

 

          El Ejército de Tierra (Armée Royale)

Con bastantes más de 300.000 soldados (nosotros 69.000), el Ejército de Tierra Marroquí es el componente más numeroso de las Forces Armées Royales Marocaines (FAR). En las fuentes abiertas es general el desconocimiento y la desinformación sobre el mismo, por ocultación intencionada o por la continua evolución de su orgánica, condicionada, en gran medida, por el servicio de campaña en el Muro, unos 180.000 soldados a lo largo de una línea fortificada como entre Portbou (Gerona) y Ayamonte (Huelva), máxime tras los recientes enfrentamientos con el Polisario (y Aquí). Además de por las cada vez más numerosas incorporaciones de personal y material (unos 450 carros, 600 transportes oruga -TOAs-, 130 obuses ATPs y cerca de 50 potentes lanzacohetes de campaña -MRLS- entre 2012 y 2018). Por ejemplo, el Military Balance 2020 solo recoge seis brigadas, cuando muchos (y Aquí) hablan de bastantes más, constatándose que hay brigadas de infantería numeradas 7ª (7eme Brigade - Mahbes en 1986), 8ª y 9ª. Las dos brigadas paracaidistas y la ligera de seguridad son consideradas como la reserva general y tienen consideración de unidades de élite, así como los meharistas (“nómadas”), los esquiadores, los comandos (“guerrilleros”) y la Guardia Real. Tras un contrastado estudio, la reflejada en el cuadro comparativo es la versión más probable, aunque puede que se quede corta.

 

           Organización (Fuentes: GESI, Military Balance, Wiquipedia, etc.)

Marruecos: 34.637.293 habitantes

PIB: 106.932 millones € (2019)

 España: 49.683.254 habitantes. Ver aquí.

PIB: 1.119.976 millones € (2020)

-- Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa (Rabat). Mando Norte (Mequinez-Meknes). Mando Sur (El Aaiún-Laayoune).

   - 1 Brigada Acorazada (6ème BRB ó Brigade

Royale Blindée; “la Rusa”, por sus carros). Otra probable (2ªBRB), por transformación de la 5ªBIM.

- 14 a 16 Batallones Independientes de Carros (GEB; Grupe d´Escadrons Blindés), y algunos más en el Sáhara.

- 1 a 2 Brigadas Infantería Mecanizada (BMI, Brigade Mécanisée d´Intervention; ¿19 Batallones?).

- 8 Regimientos Infantería Mecanizada (RIM; a 2-3 Batallones).

- 1 Brigada Ligera de Seguridad (BLS, Brigade Legère de Sécurité).

- 2 Brigadas Paracaidistas (BIP, Brigade d´Intervention Parachutiste). Y 2 Batallones Infantería Aerotransportada (BIAP).

- 3 Batallones Meharistas (a camello/motor).

- 1 a 4 Brigadas Ligeras Independientes (BIM, Brigade de Infanterie Motorisée).

- ¿39? Batallones Infantería Independientes (BIS, Bataillon d´Infanterie en Sécteur).

- 4 Batallones de Comandos.

- 1 Batallón de Esquiadores (BS).

- Guardia Real: 4 Batallones de Infantería y 2 Grupos de  Caballería.

- 2 Grupos de Caballería (GEC, Grupe d´Escadrons a Cheval), semimotorizados.

   - 14 Grupos de Artillería Real (GAR) de campaña: 11 autopropulsados y 3 remolcados.

-  - 3 Grupos de Artillería Cohete ATP (2 de largo alcance).

- ¿6? Grupo de Defensa Aérea (DCA), además de la orgánica de las unidades anteriores.

- 6 Regimientos de Zapadores.

- 1 Regimiento de Transmisiones.

- 5 Grupos Logísticos.

- 4 Batallones de Reparación de Material.

- 3 Grupos de Municionamiento.

- 3 Batallones de Transporte.

-- Cuartel General Terrestre Alta Disponibilidad (OTAN/NRDC, Valencia)

-- Fuerza Terrestre (Sevilla):

- División “Castillejos” (Huesca, solo el Cuartel General -CG-,) y 6 brigadas: Brigada Orgánica Polivalente (Mecanizada) X “Guzmán El Bueno" (Córdoba). Brigada Mecanizada Orgánica Polivalente (Mecanizada) XI “Extremadura” (Badajoz). Brigada Orgánica Polivalente (Acorazada) XII “Guadarrama” (Madrid- Barcelona). Brigada Ligera II “Alfonso XII” (Legión, Almería-Málaga). Brigada Ligera “Galicia” VII (Galicia-Asturias-Valladolid). Brigada Ligera I “Aragón” (Pamplona-Zaragoza-Gerona).

- División “San Marcial” (solo el CG, en Burgos) y 4 “brigadas” (solo es una): Brigada Orgánica Polivalente VI “Almogávares” (Paracaidista, Madrid-Murcia-Valencia). Brigada ó Mando de Operaciones especiales “Órdenes Militares” (4 batallones, Alicante-Almería). Brigada ó Mando de Fuerzas de Montaña (2 regimientos; Pamplona-Huesca), Brigada ó Mando de Fuerzas Aeromóviles (Madrid, sin unidades de Infantería)

- Mando de Apoyo a la Maniobra:

Mando de Artillería de Campaña (León; 3 regimientos -sin cohetes-). Mando de Artillería Antiaérea (Madrid; 3 regimientos). Mando de Ingenieros (Salamanca; 3 regimientos). Mando de Transmisiones (Valencia; 3 regimientos). Brigada Logística (Zaragoza). 1 Regimiento Mecanizado de Caballería (Zaragoza). Sendos Regimientos de Defensa NBQ, de Inteligencia, de Operaciones de Información (todos en Valencia). Brigada Logística (Zaragoza; 6 Agrupaciones Logísticas y 1 Sanitaria).

-- Mando de Canarias (Sª Cruz Tenerife):

- Brigada XVI “Canarias” (Islas Canarias-Valencia)

- Comandancia de Ceuta

- Comandancia de Melilla

- Comandancia de Baleares (Palma de Mallorca)

Total: 45 batallones “de maniobra”

 

 

Del análisis de las respectivas organizaciones militares se desprende la compleja y poco acertada organización española, a base de mandos con competencias superpuestas de difícil coordinación, por no hablar de los supeditados directamente a intereses internacionales. Piénsese en el caso del de Canarias, desplegado en cuatro escenarios muy distintos y alejados, supeditados a medios aéreos y navales totalmente ajenos y no organizados en los Mandos Permanentes del EMAD; además de tener que lidiar en el día a día con muy diversas autoridades militares y civiles (autonómicas y provinciales), así como con una Guardia Civil directora de las operaciones de control de la inmigración.

Y, en relación con la orgánica de las Divisiones y Brigadas, en el caso de las primeras resulta que no se parecen en nada a lo que ha sido y es una “división”: carecen de apoyos de fuego, de combate, logística, guerra electrónica, etc. Y unas “brigadas operativas polivalentes” que quieren abarcar capacidades muy diversas en las que difícilmente serán suficientemente eficaces una a una. Por supuesto, nada que ver, por ejemplo, con la orgánica rusa, que ha recuperado auténticas Divisiones en contados casos y que, sobre todo, sus brigadas mecanizadas son meridianamente superiores a las nuestras, remedo de las norteamericanas, tanto en orgánica como número de pequeñas unidades (1 batallón de carros, 3 mecanizados, 2 grupos de artillería de campaña, 1 lanzacohetes, 2 contracarro y 2 antiaéreos).

 M-60 modernizado en establecimiento militar marroquí.

Capítulo aparte es el material, en cantidad, conque rellenar esas plantillas (vehículos de combate 8x8, etc). Más adelante se verá, pero está claro que por muy buena que sea una organización, si no cuenta con adecuados medios de personal y material, en cantidad y calidad, será un fracaso.

Y, al respecto, Marruecos tiene fábricas de armas ligeras Beretta en Fez, mientras que aquí ya no fabricamos ni las pistolas ni sus municiones, y los sables de uniforme se compran en China; tiene fábricas ensamblaje de vehículos todo-terreno en Casablanca y centros militares de reparación de blindados, especialmente de origen francés, en Mequinez en Kenitra. Mientras, nuestro Ejército de Tierra va a cerrar sus grandes órganos logísticos para refundirlos en un macro-organismo … que supondrá, de nuevo, perder lo actual y crear, ex-novo, uno con graves problemas de financiación y de recursos humanos.

 

España está atravesando el peor momento de su historia desde la Hispania Visigoda, salvada la época de la invasión musulmana y el primer siglo de su dominación. Por supuesto, muchísimo peor que el que acarreó la invasión francesa en 1808, y cuyas apocalípticas consecuencias estamos en ciernes de alcanzar.