Es muy curioso y llamativo, ver a los mandos en la cubierta del S-81, como si en lugar de estar probándole por la Bahía de Cartagena, diera la sensación que van de paseo.

Mientras los Países en el mundo disponen de más de 450 Submarinos, algunos submarinos de propulsión nuclear, España solo dispone de 1 submarino, que será jubilado si el nuevo S-81, supera las pruebas y se entrega el año que viene a la Armada.

Es cierto que este Submarino ha costado la impresionante cifra de 4.000 millones de euros, por todos los problemas y rectificaciones que ha sufrido en 17 años.

Curiosamente y al parecer el LHD - L-61 Juan Carlos 1º en golfería, costó 400 millones de euros, aunque, es un buque de solo 26.000 toneladas, pero el costo si es ese, cosa que dudo, es muy razonable.

 

Lista de Países con más Submarinos (Estratégicos y de Ataque):

 

1º).- Estados Unidos: 18 + 54

2º).- Rusia: 15 + 32

3º).- China: 5 + 55

4º).- Reino Unido: 4 + 8

5º).- Francia: 4 + 6

Otros:

.- Italia: 4 + 6

.- Alemania: 0 + 4

.- Holanda: 0 + 4

.- Suecia: 0 + 5

.- Polonia: 0 + 5

 

Mientras Naciones del entorno de España, tienen lo que tienen, España, solo dispone de una antigualla

Tampoco hay que olvidar, que cuando nuestra Armada, tenga 4 S-80 (S-81 + S-82 + S-83 + S-84) ¿Cuántos tendrán los Países de nuestra órbita?

El modelo americano clase “Ohio”, dispone de 336 bombas atómicas, el Estudio, el desarrollo, la construcción, … les ha costado 2.700 millones de dólares, pero es nuclear, cosa que a nosotros nos lo impiden estos Gringos, de ahí el asesinato de D. Luis Carrero Blanco, siendo los ejecutores intelectuales H. Kissinger y el perjuro y traidor del Borbón.

¡El Submarino S-81 Isaac Peral, sigue con pruebas de flotabilidad!

Desde sus inicio en 2.005, ha pasado por todo tipo de problemas y espero y deseo que supere todas las fuertes pruebas que le quedan, como la inmersión, los diferentes ejercicios en grandes profundidades, prácticas de guerra, ….

 

Las pruebas que tiene por delante el S-81, son las más difíciles y conflictivas y espero que salgan a plena satisfacción, pues cualquier problema que surja, añadido a los muchos que ha padecido, sería una hecatombe para nuestra Armada, incluso pegarían el carpetazo, depues de tantos años y de los 4.000 millones gastados hasta la fecha. 

Si todo va bien, se entregará a la Armada Española en Abril 2.023

27-05-2022 - Llegó el día. Tras prácticamente un año de pruebas en puerto, el primero de los cuatro, el S-81 «Isaac Peral», ha salido hoy de las aguas del astillero de Navantia en Cartagena (Murcia) para adentrarse en mar abierto y comenzar la que será la fase más exigente de pruebas antes de su entrega a la Armada en abril de 2023. Una etapa, la que arranca ahora, que incluye, por un lado, la navegación en superficie y, por último, las tan ansiadas inmersiones.

Y este nuevo hito lo afrontan, tanto la dotación del submarino como la propia compañía, con mucho optimismo, aunque también con cierta cautela por la dificultad que implica «el primer diseño integral de submarino que realizamos»

Se trata de un programa 100% español que no ha estado exento de problemas, los cuales se han ido superando prácticamente desde que en 2003 se autorizó su construcción. Así que, como también apuntó a este periódico el comandante del S-81, capitán de corbeta Manuel Corral Iranzo, van «partido a partido, alcanzando hitos hasta el final».

¿Para cuando la Armada Española, tendrá corbetas de este tipo, que son como Fragatas más pequeñas y sencillas, pero muy necesarias?

Al parecer el comandante Jefe del Submarino S-81, será el capitán de corbeta Manuel Corral Iranzo, quien acaba de superar el Curso de Comandante de Submarinos de la Marina Real de Noruega; quizá, el programa más prestigioso de su categoría y en el que ha sido el único que ha salido victorioso, por encima incluso de los noruegos que se presentaron con la intención de obtener el título.

Y como curiosidad este Capitán es de Corbeta, que por cierto nuestra Armada no tiene ni una sola, sin embargo, ha construido una Corbeta entregada a la Armada Saudí, más otras 4 más que entregará próximamente y que se están construyendo, por un importe total de 2.000 millones de euros. El Modelo es: “Avante 2200”

Éxito de las primeras pruebas

De momento, todas las pruebas han salido como esperaban, incluyendo aquellas incidencias normales en la puesta a punto de determinados sistemas. Y en determinados momentos se han llevado «algunas alegrías» con varios equipos o descubriendo, por ejemplo, que “el sistema de baterías está dando unas prestaciones por encima de lo esperado», explicaba Romero.

Se han hecho pequeñas modificaciones, corregido fallos puntuales y realizado una primera varada. Y al mismo tiempo, su dotación se ha ido adiestrando en su nueva “oficina”

Una de las grandes barbaridades, que cometieron los políticos, nunca los militares, que están solo para agachar el espinazo, ante estos mediocres, es la Baja del Portanaves “Príncipe de Asturias”, que en lugar de ponerle al día en lo que a sistemas modernos se refieren, con un coste inferir a 100 millones de euros, se ha preferido venderlo como chatarra, por menos de 2 millones de euros. ¡Eureka!

Pudiéndole dar unos 30 años de vida más, se desmanteló todo su cableado interior y el resto al desguace.

¡Este País, el que más Locos, Mediocres, Analfabetos e hijos de padre desconocido, hay en el mundo, por kilómetro cuadrado!

Pero a partir de hoy empiezan los exámenes más importantes a los que se tendrá que enfrentar este moderno submarino, que sustituirá a las últimas dos unidades del S-70: el «Galerna» y el «Tramontana». El objetivo, confirmar que todo lo que se ha planeado y probado en puerto funciona como debe ya en el medio en el que se ha de mover. Por ejemplo, los sistemas de propulsión y gobierno, para lo que se realizarán numerosas pruebas de velocidad y maniobrabilidad en la bahía de Cartagena.

En principio, las primeras pruebas de mar se han programado hasta mediados de junio con las navegaciones en superficie y una serie de ejercicios en los que se simularán situaciones de riesgo. Poco a poco se irá incrementando el nivel de dificultad y exigencia. Después se llevará a cabo otra varada para seguir poniendo a punto los equipos y sistemas.

S-80 FOTO: ANTONIO CRUZ

Y a partir de ahí, si todo va según lo previsto, llegarán las inmersiones, donde será clave la prueba de estabilidad, que habilita a comenzar a navegar bajo el agua con seguridad. El «Isaac Peral» irá incrementando de forma progresiva la profundidad hasta alcanzar la cota máxima operativa, realizando una serie de pruebas en cada cota.

Ya en inmersión se seguirán testando todos los sistemas, como el de combate, el de comunicacionespropulsión, energía, sensores... además de la integración de todos funcionando a la vez. En definitiva, se han de verificar y validar un gran número de instalaciones para garantizar, sobre todo, su seguridad.

Y si todo va bien y no hay fallos de última hora, en abril de 2023 Navantia le entregará a la Armada las llaves de su nuevo submarino.