**Ante las elecciones de Madrid, el Gabi se presenta como “formal” y  “moderado”, y el Coletas juega a hacerse el feroche. No es mala táctica, porque así recogen entre ambos a los votantes ingenuos y a los  “rabiosos”. Luego ya podrán volver a sus acuerdos y proseguir en sus desmanes. O eso esperan.
**Hay un fondo político fundamental y común entre el PP, C´s, el PSOE y Podemos, así como con los separatistas: todos ellos han decidido hacer oposición al régimen de Franco, años después de desaparecido. Quieren borrar los restos de aquel régimen: la continuidad histórica de España, la monarquía, la cultura cristiana y una sociedad reconciliada que permitió la democracia, para lo cual trabajan en la siembra del odio y la falsedad histórica.
**Toda la táctica del PP ha consistido en estos años en ofrecerse al “moderado” Doctor para que prescindiese del “radical” Coletas. Pero Doctor y Coletas tienen el mismo proyecto político antiespañol y antidemocrático, y  en él se reparten los papeles del “moderado” y el “radical”. Con lo que logran engañar a una derecha colaboracionista que a su vez engaña a sus votantes: esa es la clave de  su “centrismo”. 
**Una tal Hana Jalloul irá de segunda del Gabi. “Mujer formada, valiente y de su tiempo”, dicen los suyos. ¿Formada en qué? Parece que es experta en terrorismo. Por lo tanto debe conocer el largo historial de complicidad entre el PSOE y la ETA, coronado con el rescate político de los terroristas cuando estos se hallaban al borde de la ruina. Y sin embargo (¿o por eso?) la tal Jalloud está en el PSOE. Supongo que se la puede definir como “valiente proterrorista de su tiempo”.
**La tal Hana Jalloul es también experta en inmigración salvaje. No lo sé con certeza, pero puede darse por cierto que es también promotora del aborto. Casi nunca se observa el detalle curioso de que estos gobiernos impulsan al mismo tiempo dicha inmigración y el aborto masivo. ¿Qué se propondrán? 
**Dicen los abortistas-inmigracionistas que la inmigración salvaje es una cuestión de solidaridad. La solidaridad real consistiría en ayudar a sus países de procedencia, no en fomentar una auténtica invasión de los nuestros. Su solidaridad es con las mafias que negocian con los inmigrantes, prometiéndoles un futuro que no tendrán.
**Vídeo  de una escuela en París: la mayoría de los alumnos son de origen africano y musulmán cuyas familias pueden llevar más de una generación en el país. Pregunta: “Sois franceses? “Sí”.   ¿Os sentís franceses? “No”. 
**A la supuesta solidaridad abortista-inmigracionista (las dos cosas van juntas), debe oponerse: solidaridad con los países de origen ayudándoles para que mejoren sus condiciones de vida, no para que creen aquí  bolsas de pobreza y explotación.