¿Sabe usted que Bill Gates ha dejado dicho que un factor de emisión de CO2 a la atmósfera es el ser humano?

¿Sabe también que declaró que éramos más de 7.000.000.000 (siete mil millones de personas)? Lo que supone que, al menos a usted y a mí, nos considera un simple número, un mero sumando en ese factor.

¿Sabe usted que Bill Gates dejó dicho en una conferencia TED que si “hacemos” bien el trabajo con las vacunas se podría reducir la población mundial en un 10 ó 15%?

¿Sabe usted que Bill Gates realiza aportaciones “filantrópicas” a algunas empresas farmacéuticas para la investigación y por supuesto, en vacunas?

¿Sabe usted que cuando se probaron las “vacunas” de ARNm en animales no humanos, la mayoría o todos perecieron?

¿Será porque es un modificador genético que se adhiere indiscriminadamente a múltiples sistemas y órganos?

¿Sabe usted o quizá pueda recordar que el Sars-Cov-2 es un coronavirus, y al igual que para el coronavirus de la gripe, no existen vacunas efectivas que duren más allá del año?

¿Y sabe usted que están pensando en inocular anualmente “contra las variantes del coronavirus Sars-Cov-2” u otros novedosos y profetizados “bichos génicos”?

¿Saben ustedes que cada año el coronavirus de la gripe muta?

¿Sabe usted que como consecuencia de esta mutación anualmente a miles de personas se les inyecta la vacuna de la gripe y que a pesar de ello en España fallecen, según los expertos, más de 15.000 personas al año por la mencionada gripe?

¿Sabe usted quiénes fabrican las vacunas y cuántas son sus ganancias económicas (analgésicos, antipiréticos, etc.) y la eficiencia en el objetivo que algún “filántropo” ha declarado que persiguen?

¿Sabe el gasto que eso supone para las arcas públicas de un país y por tanto, el precio en incontables impuestos que los ciudadanos estamos sometidos a pagar? ¡Como para que alguien venga y nos diga que son gratis!

¿Saben ustedes ya como se originó el virus Sars-Cov-2 (pangolín, murciélago, laboratorio de Wuhan,…)?

¿Y sus variantes?

¿Sabe usted si son “conspiranoicos” los que afirman que la aparición de las variantes del Sars-Cov-2 ha coincidido con la inoculación de las “vacunas” de ARNm (Reino Unido, Brasil y Sudáfrica...)?

¿Sabe usted cómo se ha originado ya el virus Marburg?

¿Es ésta la próxima pandemia que anunciaron y la que dijo Bill Gates que acapararía más nuestra atención?

¿Lo dijo para seguir coaccionando?

¿Sabe usted que un presidente “español” repitió otra vez hace pocos días que vamos a tener y vamos a sufrir nuevas pandemias?

¿Sabe usted si este presidente o Bill Gates son videntes?

¿Sabe usted que ese presidente “español” aportó 125 millones de euros de lo que recauda de nuestros bolsillos a Bill Gates (GAVI)? Algunos repetirán el mantra de que el planeta se protege a sí mismo, otros sin embargo, pensarán como Platón de Timeo: “Todo lo que ocurre en el mundo tiene que tener alguna razón para que suceda, porque es absolutamente imposible que ocurra algo sin ninguna razón”. Y que sepamos el planeta no tiene consciencia para tomar decisiones y defenderse.

¿De qué se defiende en la isla de Palma? ¿De los plátanos?

¡OJO AL DATO! Después de décadas de multimillonarias inversiones en investigación con embriones de animales, incluso con células humanas (MRC-5 fetos humanos de raza caucásica) y cócteles de metales y compuestos que se introducen en el frasquito, jeringuilla de la vacuna de la gripe, y luego en nuestros cuerpos; científicos, expertos, asesores,… no han conseguido frenar la gripe.

¿Piensan ustedes que se debería dar un premio nobel a quien acabara con la gripe?

¿Piensan ustedes que deberíamos conocer a esa persona? Pues bien, si es así, no tienen más que averiguar a quién se le ocurrió poner un bozal de 20 céntimos en la boca y nariz de cada uno para que la gripe, al menos en nuestro país, casi se haya erradicado en 2020.

¿Pero el Sars-Cov-2 no?

Ahora voy a reflexionar con ustedes: si un “filántropo” muy rico me dice que el planeta está sobrecargado de gente, declara que con las vacunas pretenden reducir la población, y convencen y premian para que te vacunes dándote por ello una hamburguesa, una pizza, un donut, sorteos con regalos, etc., o hay quien dice que si quieres libertad lo que hay que hacer es vacunar, vacunar y vacunar…

¿Ustedes que piensan?

¿Es por nuestra salud o es un cebo como el que emplean para las ratas? Todavía hay algunos que lo están dudando…

¿Usted qué piensa? Ya saben, a veces no se les pone sólo una clase de veneno y algunos de esos venenos tienen consecuencias fatales retardadas para que el cerebro de las ratas no relacione la muerte con la ingesta del cebo. Y recuerden, las “vacunas” de ARNm son pagadas por el Estado.

¿Estaremos pagando nuestro propio “cebo”?

¿Sabe usted si los “investigadores de la salud” van a investigar si las muertes súbitas, enfermedades autoinmunes, pericarditis, trombos, etc. tienen alguna correlación con la aplicación de la “vacuna” autorizada pero no aprobada?

Sepa usted que los laboratorios no se hacen responsables de posibles efectos adversos ni a corto ni a medio ni a largo plazo… el “Estado” tampoco.

¿Sabe usted o conoce a alguien que haya sufrido efectos adversos por la “vacuna”?

Si no sabe o no cree todo lo que he preguntado, lea, investigue, piense. Deje de mirar la televisión que está promovida por los mismos que hacen que paguemos por el cine y la cultura, incluso por la multiculturalidad. La decisión es individual y muy personal. ¿Nos tragamos o no nos tragamos el “cebo”?

Cipriano Silva Camarzana