Un mundo al revés.

Es el gran hito político de P. Sánchez, ¿o es más bien su hito personal? Quizás, porque político, político… ¿sabe lo que es eso?

Le acompañan muchos comunistas, con nombres distintos pero todos iguales. Todos juntos suspiran por esa agenda 2030, “tierra prometida” para ellos, que parece revelada por un cielo ignoto, pero en manos bien conocidas.

Todos lo saben, nadie lo ignora; Davos, su Agenda 2030, el ultra-capitalismo, los amos del dinero, del capital mundial, del manejo y el engaño sin límites; son los gestores del NOM (nuevo orden mundial), que suena lejano, pero estamos ya metidos en la Agenda que es el presente del gran engaño; todo tan actual como el COVID 19, ¿te suena?

Sánchez y todos sus acompañantes, colegas comunistas de todo pelaje, con arraigo, convicción y fieles a sus principios marxistas-leninistas-estalinianos-castristas-maduros, se han agarrado fieros a Davos, a la Agenda, al capital, a la tierra prometida NOM y todo lo demás. ¡Qué listos son! El comunismo español y occidental queridos y salvados por el arca de Noé, no, de Noé no, de Davos, del capitalismo más salvaje que vieron los siglos. Van contentos, encantados, van alegres todos los comunistas, también socialistas; porque les ha enamorado el que siempre anhelaron, el capitalismo engullidor.

El noviazgo capitalismo-comunismo, formado por Davos + comunismo occidental, están enamorados mutuamente de la Agenda 2030. Ambos son ultra-felices, los primeros porque dominan más y los segundos porque han encontrado su sustento a lo grande. Pero hay otro motivo mayor para los segundos, y es que se han dado cuenta de que ese capitalismo de los Big Tech y demás plutócratas, es tan dictatorial, tan verdugo del pueblo como ellos siempre lo fueron; ¡tal para cual! El obrero, el trabajador, el pueblo estarán más sometido, más desposeídos, más esclavizados y más abandonados que jamás lo ha estado, ¡qué gozada!

El gran proyecto, claramente proclamado por el NOM, consiste en quitar, arrebatar todo al pueblo y darle de comer para que sea feliz. Algo así como la macro-granja de Garzón y de sus colegas sociatas; donde los cerditos apiñados solo esperan que les traigan el pienso y gruñen felices. A esa Agenda se apuntan encantadas, enamoradas todas las izquierdas, y algunos más.

La Agenda es solo el paso intermedio para llevar del ronzal a la humanidad entera al NOM de los mangantes que todo lo rigen, poseen todo, imponen y manejan todo, subyugan a todos… los que se dejan y se enganchan.

El ministro Garzón lo tiene meridianamente claro; como aventajado comunista, está en absoluta concordancia con los ultra-capitalistas que imponen la Agenda. Y Sánchez, bien uncido al carro socio-comunista, que arrastra a España, la España que están transformando en avanzadilla occidental de la tal Agenda que nos empobrece a marchas forzadas.

¡Castellanos y leoneses, adelante con vuestro género de vida, con vuestras tierras y vuestras granjas; no deis pie a los lacayos de la Agenda que buscan solo su pesebre!

Tenéis en vuestras manos una gran parte de esa Agenda: Una de dos, os sometéis a ella con los partidos socio-comunistas que la avalan, defienden y promocionan para atarse a ella por siempre; o bien, la tiráis a su muladar y elegís vuestra propia vida en libertad, con vuestras posesiones, el trabajo solidario, con vuestra alimentación del campo y las granjas de toda la vida y de todos los siglos. Ahora podéis elegir, vuestro voto va de eso:

 Agenda 2030 y todo lo que significa, o libertad y vida propia.

España entera os contempla. Sois lo que eligieron vuestros antepasados para evitar la esclavitud, y ahora tenéis la misma oportunidad de seguir sus pasos y mantener en pie la España que ellos crearon. La alternativa, bien conocida, es dar pasos de gigante hacia la esclavitud perpetua que todos conocemos: El Nuevo Orden Mundial (NOM) que trae consigo la Agenda 2030.

No es broma ni soflamas. La pandemia es el mejor signo de lo que nos quieren implantar. Los que rigen hoy la España desmembrada te quieren a su lado para acabar con España cuanto antes, el NOM les llama, les urge, les ayuda porque están de su parte a toda vela.

Y tú, ¿estás con ellos? ¿les vas a votar? ¿o eliges tu vida en libertad?

Drociano (leonés de España)