INGREDIENTES

 

-un vaso de azúcar no lleno

-un vaso y medio de harina

-4 huevos

-tres cucharadas soperas de aceite

-un vaso de leche no lleno

-el zumo de una naranja

-un puñado de fresas silvestres

-un sobre de levadura

-mantequilla para el molde

 

PREPARACIÓN

 

Lo primero pondremos a calentar el horno a 180º. En un bol ponemos las yemas con el azúcar y las batimos muy bien. Las claras las habremos puesto en otro bol amplio. Añadimos la leche, el aceite y el zumo de naranja y batimos de nuevo. Ahora incorporamos la harina tamizada con la levadura. Yo la tamizo con un colador grande que tengo para esto.

Ahora, batimos las claras a punto de nieve muy firme. Esto se consigue con un pellizco de sal y batiendo a máxima potencia con la varilla. Tardaremos cinco minutos. Sabremos que ya está cuando demos la vuelta al bol y se queda como pegada.

 

Ahora incorporamos con cuidado a la mezcla y movemos con cuidado que se mezcle bien.

Por último echamos las fresitas. Engrasamos un molde con un pelín de mantequilla y vertemos la mezcla. Metemos al horno a 180º unos treinta minutos más o menos, o hasta que al pinchar un cuchillo de punta salga seco. Adorné este bizcocho con una fresitas y una hoja de menta.