Esta mañana el presidente del Instituto de Política Social protagonizaba una declaraciones contundentes, frente a lo que califica un ataque hacia su entidad por parte de personas y partidos que quieren destruir la imagen lograda de la entidad y en consecuencia la del presidente de la entidad.

El presidente del Instituto, Pablo Hertfelder García-Conde, sostenía una postura muy clara al respecto al haberse señalado que este Instituto sería desobediente a la Iglesia y en consecuencia vocero de ideologías de izquierdas o extremaderecha. “No somos voceros de las ideologías izquierdistas, si hay algunos que quieren iniciar una inquisición contra el Instituto, lo llevan claro.

Tampoco somos desobedientes de la Iglesia como algunos señalan, queremos dejar claro que desde el Instituto, nos reconocemos una entidad abierta, sin fronteras pero que no vendemos nuestros ideales por un puñado de subvenciones o donaciones.” señala el presidente del IPSE.

El presidente de la entidad, no es la primera vez que se enfrenta a una repercusión mediática, en los inicios de la entidad ya saltaron algunos denunciando que esta entidad sería vocera también de la organización denominada el Yunque, una organización que protagonizó la portada de numerosos medios hace unos años.

El Instituto de Política Social, respondió con contundencia advirtiendo que no sabían que vinculación podía haber con una organización de la cuál ponen en duda su existencia.

“Nosotros no tenemos nada que ver con ninguna organización,asociación ni partido político, somos una entidad independiente, si defender la vida, la familia, los derechos humanos y participar activamente dando voz a las denuncias sociales, es motivo de que nos insulten, pues adelante. Estaremos orgullosos de recibir críticas, eso es que algo estamos haciendo bien, pero no pienso tolerar difamaciones”.

El Instituto advierte y expone que no debe una obediencia a la Iglesia porque no es una entidad religiosa ni pertenece a ningún movimiento religioso, el presidente no obstante ha recalcado que comparten valores cristianos pero que en la entidad hay gente que no tiene creencias religiosas y por lo tanto no imponen un modelo de pensamiento religioso.

“No somos desobedientes a la Iglesia porque no pertenecemos como entidad a la Iglesia, somos una entidad independiente, de hecho entra mucha gente en nuestro equipo, gente creyente y gente no creyente. Yo soy Católico e intento dar testimonio de vida, pero no es lo mismo personalmente que como institución, aquellos que nos dicen que somos desobedientes a la Iglesia, por favor que dejen de ser tan escrupulosos, porque tengo claro que lo son”.

Declara Hertfelder García-Conde, presidente del Instituto de Política Social. La entidad ha recordado que para seguir las directrices de la iglesia ya están los movimientos religiosos, así mismo, el Instituto ha pedido coherencia a las personas que les difaman públicamente de esta forma, advirtiendo que es el momento perfecto para diferenciar entre movimiento eclesial y movimiento social independiente.

“Personalmente me cansa mucho responder a difamaciones que nos hacen, pero estoy curada de espanto. Lo único que desde el Instituto pedimos es que las personas que nos acusan públicamente y en las redes sociales, por favor distingan entre movimiento social y movimiento eclesial, porque nosotros no debemos ninguna obediencia como institución a la Iglesia ni a ningún partido ni a ninguna organización”. Señala la Portavoz del Instituto de Política Social y delegada de la entidad en Castilla y León.

Finalizando el presidente de la entidad ha recordado que las mentiras se combaten con la verdad y es por ello que han advertido que esta entidad es transparente y ante todo es fiel a sus principios. “No tenemos nada que ver con la izquierda, es más por lo que tengo entendido nos tienen mucha maní” ha sentenciado el presidente del Instituto.