Este pasado verano el que era obispo independentista de Solsona, dio bastante que decir. Ahora vuelve a ser noticia por haber encontrado un trabajo singular. Dicen que Xavier Novell, exobispo de Solsona, es una caja de sorpresas. Colgó los hábitos, y anunció que se casaría con la escritora erótico-satánica y psicóloga Silvia Caballol y, ahora, ha encontrado trabajo en la empresa Semen Cardona. Una empresa catalana especializada en la elaboración de dosis para la inseminación artificial porcina de alto rendimiento que exporta a 20 países sus productos. Todo parece estar relacionado con sus gustos primigenios.  Aunque aún no puede casarse por el juzgado al faltarle los trámites administrativos, pero dicen que si tiene a la chica embarazada. Es un tío de bragueta caliente que no se anda con chiquitas.

Con esto de las faldas no se aguanta, lo mismo que le pasa al exministro José Luis Ábalos.  Lo de Ábalos es más sangrante que lo del obispo ya que el ex político al que botaron fuera del partido sin dar muchas explicaciones, arrastran mucha trascendencia sus actos políticos. Le quitaron de en medio "por su doble vida secreta", pero no dijeron mucho más. De ser el tío más poderoso que además se lo creía, pasó a la nada. Se ve cómo se hinchaba al hablar como los gatos cuando advierte el peligro aumentan de tamaño para impresionar a su oponente. Con su voz cavernosa y sentada en un bar mañanero de aguardiente, aseguraba que era capaz de derribar un gobierno. Y así, pasó a la nada del ocultamiento propio de socialistas y comunistas. Estos solo airean los trapos sucios de los demás, de los propios, no permiten que nadie ni los mire. El Hércules de Ábalos apunto estuvo de derribar las columnas del templo. Pero fue con la bella Judit que era un animal político y tras seducirlo le cortó la cabeza como hizo con el general asirio Holofernes. Eso de copular con hembra ajena es arriesgado. Y con una mantis religiosa es lo que tiene, que se te va la olla en ello. ¡Qué se le va a hacer! Lo de irse a putas los altos cargos socialistas, a cuenta del erario público, no es nuevo, sino un clásico, ahí está todo lo que se descubrió en Andalucía sobre esta materia puteril, pero esto también se lo callan como putas. Y es que los socialistas que no se aguantan sin robar, por ejemplo, en lo tocante a materias sexuales, no van a ser menos, los pobres... Más se perdió en Cuba, dicen, echando pelitos al mar cuando lo hacen ellos y aplicando siempre su doble vara de medir.

Ábalos es hijo de un torero y en sí mismo un verraco peligroso, no lo torea cualquiera y conseguirá cubrir su caso con un profundo manto de silencio. Se parece a Pepiño Blanco que en su Galicia profunda acojonó a un parroquiano al decirle: No sabe usted bien con quién está usted hablando. Del asunto que traía entre manos no se supo mucho más, si no es que lo observan después merodeando por las gasolineras.

Lo del obispo separatista catalán sería el contrapunto del caso político. Este personaje exorcista que por otra parte no es "progresista" cuando anda curando la homosexualidad mediante sus exorcismos, da miedo, si te mira. Incluso mirándolo tú. Será para impresionar en los exorcismos diabólicos ya que de él dicen los demás curas que está endemoniado. El padre Apeles, dice que toda la culpa es de su novia, que debe ser aún más rara y peligrosa que él. Purgará su atrevimiento sexual el que colgó los hábitos. Con aguantar a las mujeres de cerca, como es el matrimonio, cuando empiece a verlas diferentes y a cansarse, ya le basta con la cruz que se ha buscado. Nunca llegará a la experiencia de Ábalos que no aguanta ni le importan las mujeres, sólo las utiliza alegremente en sus aberraciones eróticas.

Al Obispo ya le cayó su condena y se acordará de cuando vivía como un cura, sin tal penitencia, y soltero de verdad, pero a Ábalos no le caerá nada de eso porque nadie lo denuncia y menos la mafia socialista que siempre le encubrirá. Los socialistas siempre se van de rositas, aparte de putas, con el dinero que no es suyo, en todos los saraos que se meten. Por muy gordas que las hagan nunca van a la cárcel ni les pasa nada. Todos los malos tienen suerte. Y más en estos tiempos.

"En tiempos de desolación, mejor no hacer mudanza". Según san Ignacio de Loyola. Ábalos podía buscar trabajo en el mismo sitio que el purpurado y la noticia sería completa. Pues son dos rijosos de libro que harían gran papel investigando lo mismo que les pierde. El cerdo es el animal que más disfruta haciendo el amor, y está horas con ello. Aunque su relación debe ser muy dolorosa al final debido a algo semejante que les pasa a los gatos. Empieza bien pero termina muy mal. Que está pareja de sementales se coloque en la Empresa del Semen e investiguen el porqué del misterio que les vuelve locos, no deja de tener gracia. Pues aunque no lo parezca es el mismo misterio o pecado original por el que estamos aquí de esta manera.

La noticia del obispo que es más transparente hizo daño a muchos creyentes, que así lo manifestaron, pero la de Ábalos, perjudica a todos por la trascendencia de lo que esconde, pero nadie dijo nada.