Manos Limpias, ha formulado denuncia por un delito de prevaricación administrativa, a tenor del Art. 404 del Código Penal.

El Consejo de Ministros ha hecho un uso abusivo de su derecho de gracia.

El Consejo de Ministros a sabiendas (con dolo) ha otorgado  los indultos vulnerando los requisitos  de esta figura y de los principios generales del derecho, interpretando además torticeramente  el principio  de utilidad pública  y de estabilidad.

La discrecionalidad  por parte del Ejecutivo tiene elementos reglados, y el acuerdo supone arbitrariedad y por consiguiente es ilegal e ilícito.

La denuncia inicial de Manos Limpias se transformará en querella.