El mango es una fruta deliciosa que se puede comer de mil maneras diferentes y que, por otra parte, también nos ofrece múltiples beneficios que nos ayuda a mantener nuestro cuerpo y mente en forma. El mango mejora la función cerebral y la digestión

El mango es conocido en todo el mundo por su delicioso sabor y versatilidad para preparar diversos platos.

Muchas personas llaman al mango la “Reina de las Frutas”, no sólo porque se pueda consumir en cualquier momento, sino porque está lleno de nutrientes muy beneficiosos para la salud.

 Se estima que en todo el mundo, hay más de 1.000 variedades de mango, aunque la mayoría de ellos tienen propiedades, formas y sabores similares.

Los beneficios que el mango ofrece a nuestro cuerpo se derivan de su alto contenido de compuestos bioactivos y fibras, más el contenido de vitaminas A, C y E y minerales como el potasio, magnesio, cobre, calcio y fósforo.

Hay muchas otras razones por las que todos debemos empezar a comer mango con más frecuencia. A continuación vamos a revelar las virtudes que tiene el mango en nuestra salud y en nuestro cuerpo.

 

El mango regula la digestión y actúa como laxante natural

Debido a su contenido en fibra y enzimas digestivas, el mango está incluido en el amplio catálogo de laxantes naturales.

De hecho, en su forma seca, el mango nos ayuda a regular el tránsito digestivo facilitando así, la eliminación de residuos que tienen dificultades para ser evacuados. Gracias a la actividad de sus enzimas, cuya acción es compatible con el procesamiento de alimentos, sirve para obtener los nutrientes adecuadamente y empujar los residuos a través del tracto digestivo.

Debido a que es natural, el mango no causa dolor, ni la incomodidad que tienen los laxantes comerciales y lo mejor es que no causa ningún efecto secundario.

 

Es alcalinizante

Ya que es de sabor dulce, algunas personas podrían pensar que es contradictorio decir que esta fruta es alcalinizante, pero la verdad es que el mango es ideal para regular el pH del cuerpo. Esto se basa en su capacidad para aliviar los problemas en el sistema digestivo, incluyendo el alivio del estreñimiento y el síndrome del intestino irritable.

mango-g-230215

Mejora la función cerebral

El mango contiene un aminoácido llamado glutamina, que juega un papel importante en las células que se dividen rápidamente, tales como el sistema inmunitario y el intestino.

Este nutriente no sólo es bueno para mejorar el humor, sino que también influye positivamente en la función cerebral. Se cree que se puede mejorar la memoria e incluso participar en la desintoxicación del cerebro.

 

Rico en antioxidantes

Su alto contenido en antioxidantes es una de las razones por las que el mango se considera una fruta tan beneficiosa. Algunos de los antioxidantes más destacados son:

  • La quercetina
  • Vitamina C
  • La vitamina E
  • Betacaroteno
  • Astragalina

 

Ayuda a regular la presión arterial

Debido a su alto contenido de potasio, el mango también puede mejorar la función y la eficiencia de los músculos y la frecuencia cardíaca. Este mineral es esencial para la correcta presión sanguínea y por lo tanto, ingerir esta fruta puede ayudar a mantenerla siempre bajo control.

Por otra parte, también ofrece magnesio, otro mineral que contribuye a la salud del corazón y de los músculos.

 

Es bueno para la visión

La salud visual también se beneficia del consumo de esta fruta. Su alto contenido de vitamina hace que el mango tenga un impacto positivo en la visión. Esta vitamina es esencial para mantener la vista y prevenir enfermedades en los ojos, tales como la ceguera nocturna, cataratas y la degeneración macular entre otros.

Se estima que una taza de mango cortado en trozos puede ofrecer hasta un 25% de las necesidades diarias de vitamina A.