Las alcaldesas de Madrid y Barcelona, Manuela Carmena y Ada Colau, respectivamente, han presentado la exposición No pasarán. Madrid 1936. 16 días, que recuerda a los madrileños que en noviembre de 1936 lucharon contra las tropas sublevadas, al mando del general Francisco Franco, en contra del Gobierno republicano. La muestra está organizada por la Oficina de Derechos Humanos y Memoria que dirige el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente.  Estará abierta al público desde mañana, miércoles, hasta el próximo 30 de junio.

 

Carmena ha querido destacar que “Madrid no solamente en ese momento, como decía Ada, estaba manteniendo esa batalla por la democracia contra el fascismo, sino que además estaba manteniendo una batalla por la legalidad. Porque a veces se nos olvida quiénes fueron los rebeldes” y se le pasó por alto los 5.000 asesinados en Madrid del otro bando,..."cachis".

Vamos a ver si nos centramos, Colau y Carmena y Carmena y Colau.  Ignorar a los ejecutados por el bando republicano. Ignorar a esos fusilados durante la Guerra Civil,significa avanzar hacia un modelo revanchista de la política de memoria. Y eso no lo decimos nosotros, lo dicen desde el “Comisionado de la Memoria”, ese órgano creado por la propia Manuela Carmena, a la que se le van de las manos sus propias comisiones.

Si queréis revancha obtendréis revancha, pero entonces es posible que haya otros, que quieran tener la venganza de la venganza. Entonces ese modelo de conciliación y concordia, 80 años después de empezar la guerra… ¿se os ha olvidado?; hay melones que es malo abrirlos.

 Biografía de Manuel Carmena:

Manuela Carmena era hija de un empresario pudiente, con tiendas de ropa y artículos de cuero en Madrid. (No sabemos que opinaría el buen hombre de los manteros). Era la delegada de los estudiantes en la Facultad de Derecho por el SEU, el sindicato falangista. (Año 64), aunque desde el 65 se conoce su militancia en el PCE. Se casó por la Iglesia, en el año 67, sin ser creyente, para evitar problemas según dice, siendo el sacerdote oficiante el que lo era de la Capilla de la Universidad.- El duque de Alba . (Jesús Aguirre). ¡Qué suerte tuvo de que no hubiese nacido su concejala Rita Maestre, “la asaltacapillas”, quizás no la hubiera dejado casarse.  Supuestamente según manifiesta la propia Carmena, le dijeron al cura que les casase en nombre de los hombres y no en nombre de Dios; y el sacrílego sacerdote según parece, así lo hizo. Se presentó a las elecciones por el Partido Comunista de España, en una candidatura encabezada por el muy demócrata Santiago Carrillo, el asesino de Paracuellos, y donde también había otros comunistas muy conocidos. Ahora dice que ella no ha sido comunista, pero las hemerotecas… es lo que tienen. Posteriormente tras librarse por los pelos en el atentado de los abogados de Atocha, despacho del que era fundadora, se hizo juez y cuando tenía como destino el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, era famosa por sus deseos de reinsertar terroristas etarras y del Grapo, a los que trataba mejor que a la Guardia Civil que les conducía, (hecho este, que llegó a comprobar casualmente uno de nuestros redactores). Siendo Decana de los Juzgados de Madrid, se caracterizó por nombrar delatores, que ejercían de comisarios políticos, informando a Carmena en tiempo real de lo que aconteciera, claro que eso fue antes de intentar reinsertar presos en los propios juzgados de Plaza de Castilla; tanto en los jardines, como en tareas de reparto de documentación oficial, (tarea restringida a funcionarios de los cuerpos de Justicia). Vamos, un modelo de gestión y de coherencia, que para demostrar su compromiso social (sólo con el dinero de los demás), mantiene una lujosa villa en el Parque Conde Orgaz, donde reside: una de las zonas más exclusivas de Madrid y por supuesto más caras.

Si quieres saber más, echa un vistazo a este post del MURO DEL PUEBLO ESPAÑOL