Hace años  leí  esta  frase : “Nunca preguntes a un niño a quién quiere más, si a su padre o a su madre. Esto puede herir la sensibilidad del niño”.

Si esta frase se hubiera publicado hoy en día los centuriones de Unidas Podemos hubieran entrado en cólera y hubieran añadido a la frase “ niño/niña/niñe/niñi” sin entrar en más valoraciones puesto que  está demostrado que últimamente solo les importa la defensa de cualquier  ideología de género.

Pero con la frase inicial quiero denunciar el paralelismo  de tener que responder como catalana a la pregunta de algunos cretinos: “A  quién quieres más: ¿a España o a Cataluña??”. O lo que es lo mismo, denunciar el tener que responder en reiteradas ocasiones : “¿ Te sientes española o catalana?”.

Soy catalana y por tanto soy española. Esa es la respuesta. Dejémonos de amoríos.

Como catalana deseo lo mejor para mi comunidad, pero no lo quiero a costa de perjudicar a otras comunidades de España, y es más, no quiero  que Cataluña tenga tratos de favor a cambio de unos votos para mantener en el poder a un gobierno incompetente, a cambio de la aprobación  de unos presupuestos, a cambio de mantener  en Cataluña a un Govern que tiene como único objetivo “romper España”.

Resulta curioso ver como el Gobierno de España  tiene en especial consideración a aquellas comunidades que lo único que tienen en mente es independizarse de España.

Hablemos de los Fondos de Financiación Autonómica.

La financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común se rige por la Ley 22/2009 de 18 de diciembre.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera, en fecha 15 de julio de 2009, y en base a las reuniones establecidas entre el Estado y las Comunidades Autónomas, llegó a establecer  la reforma del Sistema de Financiación de las Comunidades Autónomas  de Régimen Común y Ciudades con Estatuto de Autonomía.

Algunos de los ejes en que se basaba este nuevo sistema de financiación eran:

-el refuerzo de las prestaciones del Estado de Bienestar

-el incremento de la equidad y la suficiencia en la financiación del conjunto de las competencias autonómicas

-el aumento de la autonomía y la corresponsabilidad

Cataluña ha visto  incrementados  desde el año 2019 sus ingresos a través de los fondos de financiación.

 Ha sido la autonomía que más aportaciones ha recibido a través de este mecanismo financiero. En 2012 recibió el 31,4% del total de los fondos estatales. En el 2021, Cataluña ha pasado de recibir 7.997 millones de euros en 2019  a recibir 12.527 millones.

Cabría preguntarse si esta aportación de Fondos de Financiación se basa en los ejes establecidos para ello o es, simplemente, para contentar al separatismo.

No hay que olvidar que  las Comunidades Autónomas tienen la capacidad de crear impuestos más allá de los estatales.

Cataluña es la CCAA con más tributos propios. Existen 19 tributos exclusivos de Cataluña , de los cuales cuatro han sido declarados inconstitucionales.

Pero para el Govern, esta presión fiscal a los catalanes no debe de ser suficiente para cubrir las necesidades independentistas y, en último lugar, las reales necesidades de TODOS los catalanes.

La situación es clara. Tenemos un Govern en la Generalitat  de Cataluña que solo tienen en mente “romper España” y basándose en eso recibe del Gobierno de España todo aquello que le pidan a cambio de seguir en el poder.

Una pareja peligrosa que conllevará graves perjuicios tanto a  Cataluña como a España.