Estefanía Molina en la Sextapo,  mínima sensatez. "No se puede hacer que la vacunación sea obligatoria. El Estado no puede venir a tu casa y llevarte a vacunar". Y emerge El Farsante. "Literalmente sí puede, y tiene que poder. Se puede debatir si es necesario en nuestro país, pero que puede y debe tener la posibilidad es la diferencia entre poner por delante la defensa de lo común o el individualismo. Si en España se viera comprometida la inmunidad colectiva por el egoísmo de unos cuántos se manda a los GEOS si hace falta para llevarlos a vacunar. Que elijan si quieren El Corte Inglés o el Zendal para garantizarles la ´libertad de elección"`. Sic, Twitter, 29 de julio.

Firma como Antonio Maestre. No como Miguel Lacambra.  Rememoremos: el mendaz Maestre se hizo una cuenta con una foto generada automáticamente por una IA para hacerse pasar por alguien real. Se inventó un currículum. Nombre falso. Y comenzó a tuitear para la clásica operación de abrillantamiento de glande y lavado de cara al ilegítimo y totalitario gobierno social-comunista.  Al final se descubrió el pastel, pastelón más bien,  y quién se hallaba detrás. Antonio Maestre, claro.

Mi abuelo sí fue picador (preso) en El Valle de los Caídos, Antonio

Otro irresoluble arcano del menda lerenda. ¿En qué trabaja su padre? El tata de Antonio Maestre igual limpia cabezas de cerdo, que es camionero, agricultor, currela en el súper, pastor, siempre dependiendo del contexto y de la pena que quiera suscitar tamaño impostor. La edad a la que empezó a trabajar el señor Maestre sénior, también es variable, dependiendo del tuit. 8, 5 o 4 años. Brutales sus abuelos, sin duda.

Lo curioso, es que en otro tuit dice que su padre lleva 40 tacos conduciendo.  ¿Será capaz este hombre de barrio obrero de deshollinar cabezas de cerdo, ser ovejero o cabrero, agricultor y recoger mercancía de supermercados mientras conduce? Y finalmente, arcano sobre arcano. ¿Fue su progenitor A (un detalle inclusivo y sostenible que le lanzo a Maestre) salchichero? Sin poder cuadrar el círculo, la verdad.

 

Pero una cosa sí es cierta, indudablemente. El padre de Antonio Maestre ha trabajado más que toda la cúpula de Potemos junta y arracimada y apiñada. Honestamente, mejor dejar las burlas con Antonio Maestre, que os va a denunciar, y su padre es abogado, fiscal y juez. Solo, que yo sepa, Jordi Hurtado ha cotizado más que el padre de Antonio Maestre, demasiada competencia desleal. Y recuerden, exclusiva mundial, que el padre de Antonio Maestre luchó en las dos guerras mundiales. Él solito. En ambos bandos. De verdad, si usted no encuentra curro, jamás eche simplista y burdamente la culpa a los inmigrantes. Échasela al padre de Antonio Maestre. Y valoren, también, finalmente, esta plausible hipótesis: en 2008, el paro no subió por la crisis. Fue el año donde el padre de Antonio Maestre se jubiló.

Los chotas de toda la puta vida

Manipulador y chequista tenaz, Maestre solo miente. Y calumnia. Y persigue. Contra los que jamás nos vacunaremos. O contra Ricardo Sáenz de Ynestrillas. Recuerden el artículo de Álvaro Romero por estos lares. Su clarividente inicio, recordando la perínclita faceta de chota del tertuliano habitual del gorilón Ferreras Tres Pares de Calzoncillos. "Antonio Maestre, conocido chivato y colaborador con la policía en lo referente a los mal llamados grupos de ultraderecha y a militantes de los mismos".

Mala gente este Maestre, contra quien haga falta. Su culmen de vileza, para quien estas líneas garabatea, su vil ataque a los cubanos que residen en España y ansían una patria liberada de la tiranía castrista. Mintiendo, como no podía ser de otra manera. Mentira y terror, los dos ejes nucleares del comunismo de los 100 millones de asesinados en su nombre.

Díaz Abuso, dizque Ayuso, la liberticida disfrazada de “liberal”

Lo peor que le ha ocurrido a España en los últimos tiempos de despótica PLANDEMIA, bastante más que los abyectos indultos a los separratas: ensalzar y glorificar y enaltecer a una totalitaria liberticida como Isabel Díaz Ayuso, que se hace pasar por lo que no es. Abuso, precisión.

La antaño simpatizante joseantoniana deviene la mierda pinchada en un palo que pone el NOM para engañar a los incautos liberales de derechas. Incautos, o tontopollas también, que acabaron legitimando el pasado martes 4 de mayo el consumado liberticidio (y la porquería de criminal narcorrégimen pedófilo que lo ampara) del último año y medio al votar masivamente. La única y posible solución: vaciar las urnas. El engañabobos del mal menor: el mal es mal, otra vez el mismo y enésimo recordatorio.

Por estos lares, hace más de un año ya lo dejé escrito negro sobre blanco. La tirana Ayuso, superando al tirano FeijóoPuta, ya saben más tonto que un botijo sin pitorro. O la (ebria y balear) tirana BarMengol. O el soplacirios bordeline Urkullini. Y todos los tiranos de las taifas amparados por el Psicópata Cum Fraude…

…Y hace escasas fechas, en este diario, el (casi) siempre excelente José Miguel Pérez, a cuenta de los terroristas “pasaportes covid” – tan perfectamente planificados por la UE antes de dar comienzo el truño plandémico – lo bordaba. De nácar. En fin.

https://elcorreodeespana.com/politica/723201822/Ayuso-del-socialismo-o-libertad-al-terror-sanitario-del-pasaporte-covidiano-Por-Jose-Miguel-Perez.html