Antes de comentar el tema de la inflación me gustaría decir algo al hilo de mi anterior artículo.  Resulta que me han contestado varios seguidores de VOX poniéndome a parir. Joven alocado es lo más suave que me dicen. Y yo ya tengo 55 años. Y me aconsejan que abandone este camino que he iniciado. Cosa que no pienso hacer porque sinceramente creo que mi propuesta es justo lo que necesitará España dentro de tres o cuatro años.
 
En esta época de mediocridad que padecemos se que mi propuesta de hacer un gobierno compuesto por personalidades excepcionales puede parecer insultante.  Y que mucha gente no quiere ni oír hablar de ello. Pero estoy convencido de que es lo que necesita España y aún más ante los duros tiempos que están por venir. 
 
Y digo duros tiempos por venir porque todos anuncian que la inflación se va a desbocar y esto dará al traste con todos los parches que aplique el PP para sanear la economía.
 
¿A donde vamos  cuando ya no podemos ni comprar verduras para hacer una ensalada? ¿ Cuando un melón cuesta ya a dos euros el kilo?
 
¿Y como va a arreglar esto el moderado PP? ¿Con más política socialdemócrata?Cuando lo que hay que hacer es ir a la raíz de los problemas y atreverse a nacionalizar las industrias energéticas. Y así acabar de golpe con el atraco que sufrimos y con la causa de está desbordada inflación. 
 
En fin, ya verán ustedes que el tiempo me dará la razón y que Feijoó poco o nada hará para contener la inflación. Y digo Feijoó por que a Pedrito Sánchez lo considero ya un cadáver político. 
 
Y llegarà la hora de presentar este audaz proyecto de salvación nacional.  No le pidamos peras al olmo de VOX pues solo los mejores, los caballeros de la tabla redonda, podrán sacar al país de la ruina, la mediocridad y la decadencia. 
 
Mientras tanto ya sabemos lo que tendremos. Más despoblación, más aborto, más desindustrialización y más inflación. 
 
Yo me voy a dedicar a sacar este proyecto adelante en cuerpo y alma. Hoy le habrán llegado mi carta y mi libro Contra la despoblación (Europa en la encrucijada) al señor Amancio Ortega.  Espero convencerle para que se una a nosotros y aporte su indudable sabiduría y buen hacer. Por el bien de España.
 
Por que solo algo cuasimístico puede dar el golpe de timón para cambiar este deplorable rumbo que llevamos. Solo gente que sea consciente de la sagrada misión que se le encomienda y de talentos excepcionales podrán convertir este erial en un país moderno a la altura de las grandes potencias europeas. 
 
Tenemos 47 millones de habitantes cuando Alemania tiene 80 y Francia e Inglaterra al menos 60. La tarea de la repoblación es esencial y para ello las familias han de sentirse seguras de su futuro. Sin inflación y con rentas familiares justas.  Es una tarea titánica.
 
Y por eso para una tarea titánica hacen falta titanes. No chisgarabises ni cantamañanas.  Esta es la realidad.  Quien no quiera verlo allá el.
 
Les iré comentando acerca del proyecto según se vaya avanzando. El punto de mira lo tenemos puesto a cuatro años vista. Les iré comentando quienes se van uniendo a esta causa y a quienes voy sondeando. Y seguro que les iré sorprendiendo cuando vaya diciendo nombres.
 
Hoy tomando café el comentario era acerca de lo altos que están los precios de todo. Que así no hay forma de hacer números. Este y la despoblación son los problemas más acuciantes que tenemos ahora mismo. Por ello hay que nacionalizar por un lado y tratar de de devolverle la fé a los españoles para que funden numerosos familias numerosas. 
 
Son los retos que más nos apremian. No esperen nada ni de PP ni de VOX porque les faltan luces largas y redaños para hacer lo que hay que hacer.
 
Y del PSOE mejor ni hablar. Simplemente esperemos que desaparezca.
 
Hoy hace mejor tiempo.  El verano ya está aquí. Y con el los días soleados. Espero que los disfruten y que se interesen por este proyecto de un movimiento social español que devolverá con toda seguridad a nuestra patria el lugar que debe tener entre las naciones.  La nación líder de un nuevo renacimiento europeo. 
 
Y espero que los comentarios a este artículo sean favorables y los de VOX dejen de meterse conmigo. Mi audacia la tachan de locura y mis planes de ensoñaciones. Pero como decía el emperador Augusto, Fortuna favorece a los audaces.