Doctor Papaya, otro admirador, imagino, de John Magufuli, el Bolsonaro de África. El País dixit. Juas. El clarividente presidente de Tanzania tuvo la fausta ocurrencia de realizar pruebas PCR en cabras y papayas. Positivo. Desde ese momento, algunos preferimos ser tanzanos a españoles, con nuestra degenerada castuza política -  gobierno y oposición - (tele)dirigiendo el Gran Teatro coronavírico.

El Doctor Papaya es Islero

Doctor Papaya, algo bueno estabas haciendo si la corrompidísima chusma judicial española te acusaba de amenazas, odio, incitación a la violencia, delitos contra la integridad moral, usurpación de funciones públicas y calumnia. Joer, haber dicho fuiste tú el que empitonaste a Manolete. Te lo tenías muy callado.

Alejadísimo de Twitter y nocividades semejantes, me llegan al correo electrónico unos apuntes tuyos. "Sé que a día de hoy, tras 6 meses largos de ignominia, a ninguna persona inteligente le queda dudas de lo que ha pasado" Y totalmente de acuerdo con tu afirmación de que “con esta explicación que adjunto aquí, si España la leyera, mañana estaba en la calle gritando libertad y sin mascarillas". Pues la reproduzco literal. Y mucho ánimo.

El Excelentísimo Doctor Papaya desmonta la farsa coronavírica

El  24 de enero, el gobierno manda a las residencias un protocolo de actuación frente al covid. "Puertas cerradas" y desatención eran las  premisas principales. Todo antes de que la OMS decretase la ¡alerta sanitaria! (30 de enero).

Los 27.000 muertos en residencias explican estos protocolos. ¡Y sin PCR ni autopsias! Y se permitió el 8-M porque sabían que no había ningún virus letal y que los muertos necesarios para justificar el confinamiento, el terror televisivo y el negocio de las mascarillas, ya estaban preparados.

En las residencias: 27.000 muertos entre 370.000 mayores. 2000 entre 8,5 millones de mayores fuera de ellas. De nada. Soy el Doctor Papaya. ¿Cuándo me dan el Premio Nobel?

...En fin.