La pandemia de Covid-19 

 no solo no ha pasado sino que en estos días está alcanzando su pico a nivel mundial, con países en el continente americano que está viviendo ahora lo peor de esta pandemia. La llegada del buen tiempo y de la disminución de restricciones a la movilidad ha provocado que muchas personas pensemos que esto ya está pasando, y nada más lejos de la realidad, porque los rebrotes son un hecho y es posible que se recrudezcan con la entrada del otoño. Para ayudar a localizar posibles positivos, el Gobierno de España ha lanzado para una prueba piloto en varias regiones de España.

La app que utiliza el desarrollo de Google y Apple

Los dos gigantes tecnológicos se han unido esta vez por una causa que nos preocupa a todos como es la expansión del COVID-19. Ambas empresas han desarrollado en tiempo récord una API, o lo que es lo mismo, el núcleo para desarrollar apps de seguimiento de posibles contagiados. De momento la app Radar COVID aunque está disponibel para descargar de momento en Android a través de la Google Play Store, solo se podrá utilizar en varias regiones españolas donde se va a llevar a cabo una prueba piloto durante los próximos días.

58_6

De momento esta prueba solo se va a desarrollar en San Sebastián de La Gomera en Las Islas Canarias. De hecho se pide encarecidamente que solo las personas que residan o visiten de vacaciones esta región descarguen, instalen y utilicen esta app. La idea es hacer una prueba piloto que se pueda exportar después al resto de España para poder hacer un seguimiento de los posibles contagios.

¿Cómo funciona esta app?

Esta app lo que hace es utilizar la tecnología bluetooth para trazar flujos de personas.

Está basada en la API de Google y Apple ue garantiza el anonimato de las personas que se registran a través de la app, de hecho era una de las condiciones indispensables para que las autoridades sanitarias pudieran utilizar este software de los gigantes tecnológicos de manera libre.

58_9

Con esta app al registrarnos y activa la conectividad bluetooth de bajo consumo. La idea es que el mayor número de personas posible instale y utilice la app. De esta manera cuando estemos cerca de varias personas que también llevaban instalada esta app, este contacto quedará registrado para las autoridades sanitarias. Y en el caso de que entre esos contactos que hemos tenido y que han quedado registrados se identifique que hay un infectado, se contactará por parte de las autoridades sanitarias con el propietario de ese teléfono para poder tomar medidas de cuarentena.

¿Es una app anónima?

No se está registrando el movimiento de personas, solo el de sus dispositivos, tan siquiera la ubicación y siempre de forma anónima. El objetivo es contactar con las personas propietarias de los teléfonos que hayan estado cerca de personas infectadas. Ya lo dejaron claro Google y Apple en el desarrollo de la API, todos los datos deben ser anónimos, y así es. Solo se registra nuestro móvil y sus contactos bluetooth, tan siquiera los movimientos, porque esta app no utiliza la conectividad GPS para nada. Solo se detecta si ha habido móviles de infectados cerca de nosotros, ya que precisamente la conectividad bluetooth función a pocos metros de distancia. La app en todo momento nos dirá si hemos tenido una exposición baja, media o alta al virus, y además en caso de que demos positivo podremos comunicarlo a las autoridades desde la misma app.