El Hospital Universitario Fundación Alcorcón captó un total de 114 donaciones de médula ósea durante el año 2020, dentro del Plan de donación de médula del Centro de Transfusión. La donación de médula ósea o, mejor expresado, de progenitores hematopoyéticos, es una de las posibilidades de donación en vida que podemos realizar. ¿Te animas?

El grupo de profesionales que integran la Unidad de Donación del Hospital Universitario Fundación Alcorcón ha puesto en marcha recientemente una campaña de promoción de donación de sangre en el centro sanitario. Esta campaña pretende sensibilizar a las personas que visitan el hospital en la necesidad diaria de donaciones de sangre existentes en el Hospital y en la Comunidad de Madrid. La campaña incluye videos que se proyectan en las pantallas de los turnos de las salas de espera de las consultas externas y en las pantallas direccionales ubicadas en los pasillos. Además, las enfermeras promotoras de Donación, han diseñado un forro polar, que incluye una composición de imágenes que usa el Centro de Transfusión en sus campañas, para incrementar asi su visibilidad durante la captación de donantes.  

El Hospital Universitario Fundación Alcorcón necesita mensualmente más de 300 donaciones para cubrir el gasto de trasfusión de componentes sanguíneos que se utilizan. El año pasado se realizaron 5.434 donaciones, alrededor de un 20% menos que el año anterior, debido a la aplicación de medidas restrictivas de acceso al Hospital adoptadas durante la primera fase de la pandemia Covid-19, principal fuente de captación de donates.

Según el Centro de Transfusión la médula ósea es un tejido esponjoso que se
encuentra en el interior de algunos huesos y que cuenta con una gran cantidad de células madre (progenitores hematopoyéticos). Estas células son las encargadas de producir los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas que necesitamos para vivir.

Los trasplantes de células madre se utilizan para reponer la médula ósea que no funciona adecuadamente. No hay que confundirlo con la médula espinal, que es la que se encuentra en el interior de la columna vertebral y es la encargada de transmitir los impulsos nerviosos.

El trasplante de médula ósea se usa para tratar, además de la leucemia, la aplasia de médula ósea, enfermedades hereditarias y linfomas e inmunodeficiencias, entre otras patologías. Cada año 5.000 personas son diagnósticadas de leucemia en nuestro país. De ellos, sólo 1 de cada 4 tendrá un familiar compatible. Para el resto, el trasplante de donante no familiar es la única esperanza para superar la enfermedad.

Para informarte sobre la donación de médula y sus implicaciones puedes consultar la web https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/donacion-medula-osea