• El Gobierno ya ha elaborado un protocolo de atención a pacientes y familias al final de la vida durante la pandemia

• La presidenta madrileña ha comparecido en el Pleno a petición propia y ha explicado que la Comunidad quiere poner a las familias en el centro de su acción en las residencias

• Se dotará a estos centros de más material de protección individual para garantizar la seguridad en las visitas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy que las familias van a poder hacer visitas a las residencias para acompañar a sus mayores que se encuentren enfermos terminales. Forma parte de un protocolo de atención a pacientes y familias al final de la vida durante la pandemia del COVID-19, que va a permitir ese acompañamiento con todas las garantías de seguridad.

Así lo ha explicado la presidenta madrileña durante su comparecencia a petición propia en el Pleno de la Asamblea dedicado a la gestión de la crisis del coronavirus, donde ha tenido especial mención a los mayores. “Lo ocurrido en muchas residencias y en muchos domicilios particulares con nuestros mayores es lo más doloroso de estas durísimas semanas”, ha manifestado la presidenta, quien, no obstante, ha defendido las medidas puestas en marcha desde el comienzo de la crisis, como el cierre de los centros de día, la limitación de las visitas a las residencias o la campaña publicitaria pidiendo que, ni los mayores, ni aquellos que trabajaban con ellos, utilizaran el transporte público para evitar contagios.

Por eso, y en la línea de algunas actuaciones que se han llevado a cabo estos días en hospitales, como el temporal ubicado en IFEMA, la Comunidad de Madrid va a permitir que los mayores que se encuentren al final de la vida puedan estar acompañados de sus seres queridos. Los pasos a seguir en estos casos ya están fijados con el objetivo de “poner a las familias en el centro de nuestra acción en las residencias”, ha dicho Díaz Ayuso.

Así, ha detallado que dotarán de más material de protección individual (EPIs) a los centros para poder realizar estas visitas por parte de las familias de los residentes; y que el Gobierno regional dará la formación necesaria a los profesionales de las residencias para garantizar la seguridad. Además, ha explicado que se apoyarán en el uso de las nuevas Tecnologías para mejorar la comunicación con los mayores internos.

LAS RESIDENCIAS TENDRÁN QUE CUIDAR Y CURAR

Además, la presidenta madrileña ha explicado que la Consejería de Sanidad lleva meses trabajando en el Plan de Atención integral en longevidad, fragilidad y soledad, y que el Gobierno madrileño va a poner toda su “energía para tenerlo listo lo antes posible”. “Estamos diseñando un modelo sociosanitario muy sólido”, ha explicado, en la línea del plan anunciado la semana pasada para reforzar la atención en las residencias.

Como ha indicado Díaz Ayuso, “las residencias de mañana tendrán que cuidar, pero también curar, pues el COVID estará tiempo con nosotros”. “El modelo hay que adaptarlo a las nuevas circunstancias y humanizarlo. Tenemos que garantizar la mejor asistencia”, ha señalado la dirigente del Ejecutivo autonómico, quien ya ha explicado en otras ocasiones que parte del material sanitario adquirido estas semanas para afrontar la pandemia se quedará en las residencias.