La Comunidad de Madrid va a duplicar la limpieza en los colegios e institutos de la región para atender a las necesidades de protección e higiene del personal de los centros educativos y de los alumnos frente al COVID-19 y garantizar una vuelta segura a las aulas.

Se realizará la limpieza y desinfección al menos una vez al día, reforzándola en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso, como es el caso de los aseos. También deben prestar especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes. 

En el caso de un positivo por COVID-19 se procederá a una limpieza especial en profundidad de todo el centro docente, haciendo especial hincapié en las zonas más sensibles, con productos desinfectantes como diluciones de lejía recién preparadas o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

Entre el resto de acciones de higiene diaria están las de quitar el polvo con agua y jabón, aspirar en lugar de barrer y utilizar desinfectantes, vigilar la limpieza de papeleras y sanear las zonas privadas de los trabajadores, como áreas de descanso, vestuarios, taquillas, aseos o cocinas. Además, en el caso de que se establezcan turnos en las aulas, comedor u otros espacios, cuando cambie el alumnado, se recomienda la limpieza, desinfección y ventilación entre turno y turno.