Con la llegada de la temporada de nieve, la Comunidad de Madrid, a través de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), hace un llamamiento a la población para que extreme la precaución y las medidas de seguridad en sus salidas a la montaña.

Además de asegurarse de que la ruta es adecuada para las condiciones físicas y experiencia de los participantes, las personas que salgan a la montaña deben planificar la hora de salida y regreso a la actividad prevista, para llegar unas dos horas antes de la puesta de sol, con el fin de contar con margen de luz solar suficiente para solventar imprevistos.

También es muy importante tener el teléfono móvil con la batería cargada, por si es preciso, en caso de extraviarse o sufrir cualquier accidente, contactar con el 112. Es recomendable, además, que el teléfono tenga instalada la aplicación My112, diseñada especialmente para facilitar la comunicación con el centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, y ofrecer una localización exacta de la persona en caso de accidente o extravío.

Se recomienda, asimismo, llevar prendas de colores vivos que pueden facilitar la ubicación y el rescate; en esta situación, y si es posible, se aconseja buscar un lugar elevado y despejado para facilitar el acceso por parte de los efectivos del Grupo de Rescate en Altura (GERA) del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

A la montaña se debe acudir con calzado adecuado y con la ropa acorde a la actividad que se va a realizar y a las condiciones climatológicas previstas. El equipamiento debería incluir una manta térmica; comida a base, por ejemplo, de alimentos ricos en calorías, energéticos y frutos secos, y agua. Es conveniente, además, que las personas alérgicas lleven consigo los medicamentos que puedan necesitar en caso de urgencia.

Preparar y comunicar la ruta

Antes de salir hay se debe actualizar la información sobre las previsiones meteorológicas de la zona que se va a visitar, revisar la localización de refugios próximos a las rutas y el estado de los caminos y veredas por las que está previsto transitar. Además, cuando se sale a la montaña, es una buena medida dejar aviso a familiares y amigos de la ruta que se pretende seguir.

También es de gran utilidad contar con una linterna frontal o algún tipo de iluminación con pilas de repuesto. Naturalmente, toda la actividad que se realice en el monte debe observar un estricto respeto con el medio ambiente.

Otros elementos que pueden ayudarnos en el campo son un pequeño botiquín y una cuerda de entre 10 y 15 metros de longitud. Es recomendable que los excursionistas se desplacen en grupo, que, a ser posible, debe estar compuesto por un mínimo de tres personas. Los integrantes del grupo no deben separarse. 

Consejos para la media y alta montaña

Cuando la ruta se va a llevar a cabo en terreno de media/alta montaña en época invernal, es necesario llevar una serie de elementos básicos e imprescindibles para nuestra seguridad. Entre ellos se encuentran la utilización de piolet, crampones, casco y, sobre todo, preparar nuestra mochila con un extra de ropa de abrigo por si cambian las condiciones meteorológicas de manera súbita. También se recomienda llevar consigo GPS o, en su defecto, una aplicación de geolocalización instalada en el móvil.