Los profesionales del SUMMA 112 recuperaron en 2019 una de cada tres paradas cardiorrespiratorias que atendieron. Así, el Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid recuperó un total de 376 paradas cardiorrespiratorias en 2019, lo que constituye un 32% del total de las atendidas a lo largo del año, que fueron 1.167. En lo que va de 2020, los profesionales de urgencias y emergencias han recuperado 166 paradas cardiorrespiratoria, dato que se conoce hoy coincidiendo con el Día Europeo de Concienciación ante el Paro Cardiaco.

El lugar donde aconteció el mayor número de las paradas fue el domicilio, en un 79,5% de los casos, seguido de paradas atendidas en la vía pública, en un 3,3%, y luego ámbitos como el sociosanitario, en el que se atendieron un 3,9% y en centros sanitarios no hospitalarios, donde fue de un 3,3%.

Más del 80% de las paradas fueron presenciadas por un testigo, pero tan solo en el 39,6 % se estaban realizando maniobras de reanimación previas a la llegada del recurso del SUMMA 112. Es de vital importancia no solo el reconocimiento de la parada, que es esencial para la activación precoz de los servicios de emergencia, sino también la intervención de los testigos llevando a cabo maniobras de reanimación. Basta con una reanimación realizada “solo con las manos”, una técnica segura. El ciudadano es el eslabón esencial de esta cadena. Por ello, en estos tiempos de COVID-19, en los que no se hace posible la realización de talleres presenciales de RCP, el SUMMA 112 a través de su web pone a disposición de los ciudadanos una galería de videos instructivos para el reconocimiento y atención de la parada cardiorrespiratoria.

Ante el reconocimiento de la parada, tras comprobar que la víctima no respira, debemos activar a los servicios de emergencia mediante el teléfono único de emergencias 1-1-2, y comenzar maniobras de reanimación, colocando ambas manos sobre el centro del pecho del paciente y comprimiendo a un ritmo de 100-120 compresiones por minuto hasta la llegada del recurso sanitario. Esto aumenta exponencialmente no solo la posibilidad de supervivencia, sino una recuperación posterior con menores secuelas.

Maniobras guiadas por teléfono desde el Centro Coordinador

Los profesionales del Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias del SUMMA 112 cuentan con un protocolo de atención telefónica a la parada, que va no solo desde el reconocimiento precoz mediante la entrevista clínica telefónica y activación del recurso, sino que permite guiar al alertante en la realización de las maniobras de reanimación.