El veganismo es una tendencia que se hace cada vez más popular entre las personas. Muchos famosos han dejado un buen testimonio de cómo un cambio radical en su dieta les ha ayudado a mejorar su salud, incrementando su energía y haciéndolos experimentar un genuino bienestar.

Ser vegano o decidir transformar tu alimentación prescindiendo de todos los productos de origen animal, es algo que no solo experimentas en tu mesa. Algunas personas también reflejan esta alternativa en la forma como viven, en las actividades que hacen y en los artículos que compran, asegurándose de sostener siempre una conducta ética con el planeta.

Si deseas experimentar con la comida vegana, descubre tips de cocina muy útiles para esta alimentación favorable y a su vez, sigue estos valiosos consejos:

 

No te compliques y apuesta por los alimentos tradicionales. Antes de comenzar con tu dieta vegana, intenta no ponerte limitaciones. Sostener una dieta basada exclusivamente en productos vegetales no requiere que lleves a tu mesa alimentos muy elaborados… ¡No le restes valor a esas frutas y verduras que tanto te gustan!

Busca el sustituto indicado. ¿Sabías que hay opciones veganas para casi todo? Así es. Este modelo de alimentación se ha diversificado, por lo que podrás encontrar hamburguesas hechas a base de legumbres que no te harán echar de menos la carne para nada.

Atrévete con nuevas recetas. Un error muy común es fundamentar casi toda tu alimentación en panes, pastas y arroz. Trata de ser ingenioso, no te imaginas todas las cosas que puedes hacer con vegetales y verduras frescas en tu cocina.

Añade a tu dieta los súper alimentos. ¿Sabías que la mayoría de estos productos, tan ricos en vitaminas, minerales y beneficios, son de origen vegetal? No te pierdas esta oportunidad e incorpora en tu menú diario opciones como la chía o la quínoa.

Respeta el proceso de tu cuerpo. Tu cuerpo vivirá un proceso paulatino de transformación, porque procesar tan altos niveles de fibra se le hará algo difícil al principio. No desesperes ni te rindas, pasada esa etapa, te sentirás de maravilla.

Decide cuál será tu dieta mientras te adaptas. Para algunas personas puede ser duro hacerse vegano de la noche a la mañana. Es por eso que algunos optan primero por el vegetarianismo. De esta forma podrás consumir alimentos como huevos y lácteos, antes de prescindir por completo de los productos derivados de animales.

Aprende el valor de las legumbres. Estos alimentos se convertirán en tu principal fuente de proteínas, por lo que deberás sacar provecho a los frijoles, los garbanzos o las lentejas.

Ser vegano o vegetariano no es solo comer ensaladas. Por el contrario, no imaginas todas las recetas y alternativas que puedes preparar en tu cocina, desde lasañas hechas con tus vegetales favoritos, hasta recetas realmente apetitosas.

Experimenta el bienestar en tu cuerpo. Una dieta vegana afecta al organismo positivamente, lo notarás conforme te vayas adaptando a tu nueva dieta. Verás que tu salud gastrointestinal mejora, te sentirás mucho mejor y tu vida dará un vuelco absoluto.

Toma las cosas con calma. Como dijimos antes, la transformación no tiene que ser de la noche a la mañana. Conforme avanzas en el estilo de vida vegano harás los cambios que consideres pertinentes. Sé paciente con tu proceso y sobre todo… ¡disfrútalo!