El Ayuntamiento de Madrid ha mantenido abiertas todo el año las plazas de la campaña del frío por primera vez y llegará a los meses de invierno sumando otras 436 plazas estables más que el año pasado. “Este año, la emergencia no empieza el 25 de noviembre, sino que estalló en marzo cuando llegó el virus y todavía continúa”, ha explicado el delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, quien ha asegurado que el Ayuntamiento “supo adelantarse” haciendo frente a la situación con un “esfuerzo sin precedentes que mantendremos, por supuesto, en invierno”. Así lo ha explicado durante la Comisión del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social celebrada ayer por la mañana.

Con motivo de la crisis social de la COVID-19, el área social del Ayuntamiento de Madrid ha mantenido abiertos los centros municipales habilitados tradicionalmente para la campaña del frío añadiendo un módulo diurno que funcionará hasta el 31 de diciembre. Con la entrada en vigor, el 1 de enero de 2021, del nuevo contrato para la campaña del frío, el Ayuntamiento sumará un 18 % más de plazas a estos centros, ampliando su capacidad hasta las 601 camas con la posibilidad de activar un nuevo recurso municipal para emergencias climáticas o sociales.

Además, el delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social ha explicado que se ha establecido un sistema de coordinación con las entidades sociales para optimizar la gestión del acceso a la campaña del frío. De esta forma, las entidades o las propias personas sin hogar podrán llamar a la central de Samur Social para indicar que quieren acceder a uno de los recursos y conocer de antemano la plaza asignada.

“Pero no nos quedamos aquí, sino que durante este año, además, hemos llevado a cabo un gran refuerzo de la red estable de emergencia y de atención al sinhogarismo”, ha explicado Aniorte. De esta manera, la red de personas sin hogar y de emergencia social ha sumado 436 plazas estables más que hace un año con la puesta en marcha en 2020 del centro temporal para solicitantes de asilo de Villa de Vallecas y la implantación de programas innovadores como No Second Night y Housing Led, en línea con el nuevo modelo de atención al sinhogarismo que está impulsando el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social.