La Comunidad de Madrid comienza este sábado a administrar la dosis de refuerzo contra el COVID-19 a la población general que ha sido vacunada con Janssen. Este grupo será citado por SMS para acudir al Hospital público Enfermera Isabel Zendal y al WiZink Center. Este proceso se lleva a cabo a partir de los tres meses de haber recibido la primera monodosis, y para ello se emplearán sueros ARNm (Pfizer o Moderna).

En los distintos dispositivos de vacunación de la Comunidad de Madrid se ha administrado la dosis de Janssen a 236.768 personas de diferentes perfiles y edades. El pasado lunes comenzaron a ser inmunizados reclusos por parte del personal de Instituciones Penitenciarias, mientras que las enfermeras de Atención Primaria atienden a las personas inmovilizadas y grandes dependientes, utilizando en este último caso la visita domiciliaria para la inoculación simultánea frente a la gripe y de refuerzo contra el coronavirus.

Este dispositivo se ampliará en los próximos días con la incorporación de otros centros como hospitales periféricos, el Ayuntamiento de Madrid y otros puntos habilitados. Las personas de especial vulnerabilidad y con dificultades para acceder al sistema sanitario serán contactadas por los mismos equipos que les administraron la primera dosis.