El Hospital Universitario La Paz participa, junto con otros investigadores nacionales, en el proyecto "Early molecular nanoDIAGnostics of Brain tumors using ImmunePET (DIAGBI)" cuyo objetivo es desarrollar una nueva tecnología que permita el diagnóstico temprano y el seguimiento no invasivo de los tumores cerebrales más agresivos y con menor esperanza de vida para los pacientes, como son los glioblastomas. Solo en La Paz se atienden unos 50 casos al año en adultos y se prevé que al menos un 40% de ellos pueda beneficiarse de esta tecnología.

El objetivo de DIAGBI es desarrollar una nueva tecnología que permita el diagnóstico temprano y el seguimiento no invasivo de los tumores cerebrales más agresivos y con menor esperanza de vida para los pacientes, como son los glioblastomas. Los glioblastomas suponen el tumor maligno más frecuente del sistema nervioso central en adultos (50-60%) y de peor pronóstico, son tumores de crecimiento rápido y con un alto nivel de malignidad presentando una supervivencia a 5 años del 5%.

Los gliomas presentan una incidencia de unos 3-5/100.000 habitantes, por lo que son considerados una enfermedad rara. Su tratamiento no ha variado desde 2005 y comprende cirugía, radioterapia quimioterapia con temozolamida (TMZ). Aunque se hayan descrito nuevas alteraciones moleculares, éstas no han proporcionado una indicación clara de tratamiento de segunda línea.

En la actualidad, el diagnóstico requiere de la realización de biopsias del tejido tumoral, mediante neurocirugía, una operación que requiere mucha planificación y que resulta traumática para los pacientes. En otro tipo de tumores, no obstante, ha sido posible aplicar técnicas inmuno-PET para la caracterización del tumor mediante anticuerpos ligados a radiotrazadores de Tomografía de Emisión de Positrones (PET), que permiten el diagnóstico del tumor sin necesidad de extraer el tejido.  Sin embargo, en los tumores cerebrales la barrera hematoencefálica, una película que protege al cerebro de la entrada de sustancias ajenas al cuerpo, ha impedido aplicar estas técnicas no invasivas.

El proyecto DIAGBI se propone superar esta barrera mediante el uso de nanopartículas, capaces de penetrarla, que transporten las trazadores PET junto con los anticuerpos necesarios para la caracterización genética del tumor. De esta manera, sería posible acelerar los tiempos de diagnóstico y seguimiento y evitar difíciles y costosas intervenciones de neurocirugía. El objetivo último es mejorar y alargar la calidad de vida de los pacientes y hacer un uso más eficiente de los recursos del Sistema de Salud. El Hospital La Paz atiende unos 40-50 casos al año en adultos, y se prevé que aproximadamente un 40% de ellos tengan la diana EGFRvIII para poder beneficiarse de la tecnología que se propone en este proyecto.