Un “contagiado” es una persona sana, o con otras patologías o enfermedades, que da "positivo" a una determinada secuencia genética previamente definida por la psicópata élite. Punto final.

PCR, monumental timo

Poco importa si tienes gripe estacional, otitis, o estás sano. Cualquiera, enfermo o no, puede dar positivo a una determinada secuencia de genes ampliada. Y los genes amplificados no contagian. Porque eso, y no otra cosa, son las PCR, detectores de cadenas de genes, no revelan enfermedades o cargas virales de ningún tipo. Incrementando indefinidamente muestras genéticas te puedes topar con cualquier "cosa". Por lo tanto, enésimo recordatorio a Maldita y Newtral, las inespecíficas e "indirectas" PCR no detectan ni contagiados ni contagiadores de nada.

Desafortunadamente, Kary Mullis, el inventor de dicha prueba de amplificación genética, no podrá alegar nada, para hondísimo consuelo de los variadísimos ideólogos de la PLANDEMIA. Repentina y sospechosamente murió de una presunta “neumonía” (curioso, curiosísimo) durante el pasado verano, cuatro meses antes del inicio de nuestro actual truño coronavírico.

¿Y los muertos?

Me ciño a España (pero apliquen el pufo a la humanidad entera). Salvo durante los meses de marzo y abril, vamos a encontrarnos el 31 de diciembre con el menor número de muertos durante los últimos quince años. Curiosa pandemia donde muere menos gente que nunca. Y el "virus", vaya vaya sin haber playa, parece ser que solo "atacó" virulentamente, nunca mejor dicho, en esos dos meses.

¿Y los fallecidos “de más” en la incipiente primavera? Qué fatiga. Son muchos los artículos que he dedicados al asunto. Compendio, otra vez. Eutanasia de Estado. Gerontocidio por acción. Y omisión. Mortíferos -  buscados y no buscados - tratamientos. Iatrogenia. Efecto nocebo. Letales consecuencias del arresto domiciliario. El atroz detergente polisorbato 80 aplicado tan solo a los mayores de 65 años a través de las vacunas de la pasada temporada gripal. El inquietante asunto de los elevadísimos niveles de ferritina en tantos ancianos, clave. Multitud de intoxicaciones por cadmio y su potencial relación con la 5G.

En fin.