La Comunidad de Madrid activa esta semana dispositivos de test de antígenos en tres nuevas zonas básicas de salud para hacer un seguimiento de la transmisión del COVID-19. Se trata de una medida que la Dirección General de Salud Pública considera necesaria para contener la expansión del virus.

De este modo, mañana martes arrancarán las pruebas en el municipio de El Escorial, en la zona básica de salud del mismo nombre (Polideportivo El Escorial). También se realizarán test en la localidad de Soto del Real, dentro de la ZBS del mismo nombre (Pabellón Municipal).

Por último, el viernes, 9 de abril, se harán pruebas antigénicas en el municipio de Paracuellos de Jarama, en la ZBS del mismo nombre (Polideportivo Municipal).

La Consejería de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid colabora en la planificación, organización logística, localización y funcionamiento de estos dispositivos. También participan los servicios sociales para los casos positivos que precisen de recursos a la hora de guardar el aislamiento, así como las policías locales de los diferentes municipios de la región para controlar los accesos.

Será requisito esencial para la realización de los antígenos que el ciudadano haya recibido un mensaje de texto en su teléfono móvil, indicando el día, la hora y el lugar al que tiene que acudir. Las pruebas se harán por día y zona básica de salud, entre 1.500 y 2.000 personas, para evitar esperas innecesarias y aglomeraciones. Además, se deberá portar la tarjeta sanitaria individual.

Desde que comenzaron estos dispositivos poblacionales se han realizado más de 932.928 test y se ha convocado a más de 3.197.488 ciudadanos, de los cuales han resultado positivos 4.951. Estas fechas y ubicaciones para la realización de los test de antígenos pueden estar sujetas a modificaciones.