En el cultivo de cannabis se suele llamar “fase de engorde” la segunda parte de la floración, es decir a partir de la tercera o cuarta semana (dependiendo de la genética), cuando las flores ya están formadas y necesitan la “comida” adecuada para poder engordar lo más posible. Esta es la etapa de la vida de la planta, donde tiene que asimilar la mayor cantidad y variedad de nutrientes.

 

Los mejores trucos para engordar tus cogollos  

La fase de engorde es sin duda el momento en que la planta necesita más cuidado y también en el que podemos intervenir más para influir en el resultado final. Al principio de esta fase es muy importante hacer una buena poda, quitando todas las hojas amarillas y cortando las ramas más bajas y mal desarrolladas que nunca conseguirán subir hasta arriba, y que solo quitarían energía y nutrientes a los cogollos más altos. Si cultivamos en interior hay que tener también en cuenta que la luz artificial no puede penetrar mucho, obstaculizada también por la gran cantidad de superficie verde que las plantas alcanzan en esta etapa. Será entonces fundamental quitar la mayoría de las hojas grandes, dejando justo las primeras dos o tres pares de hojas en la parte superior de la planta, haciendo esto la luz podrá llegar más abajo permitiendo que los cogollos más pequeños se desarrollen.

Una vez limpiada bien la planta será fundamental proporcionarle todos los elementos necesarios en la cantidad correcta, ya que con la floración comenzarán también nuevos procesos bioquímicos dentro de su organismo. A partir de este momento deberá utilizar parte de sus energías y de sus nutrientes para hacer crecer y engordar las flores, haciéndole desarrollar más resina. Además, la planta deberá seguir alimentando las hojas, que son fundamentales para la fotosíntesis y que tendrán que mantener un color verde intenso hasta el final. También deberá seguir reforzando su estructura, para que ramas y troncos tengan un tamaño suficiente para soportar el peso de los cogollos, y para llevarle cada vez más nutrientes.

Precisamente por eso es muy importante utilizar fertilizantes específicos para la fase de engorde, también llamados comúnmente Revienta Cogollos o Peta Cogollos. Tienen que ser productos ricos en PK fundamentales por esta fase, de hecho el potasio es el macroelemento que la planta consume más a lo largo de su vida, ya que mantiene el nivel correcto de agua dentro de su organismo, regula la apertura y cierre de los estomas y activa las enzimas en el proceso de fotosíntesis. Por otra parte, el fosforo juega un papel esencial en el desarrollo de nuevas células, en el trasporte de los nutrientes dentro de la planta, en la formación de las raíces y en la absorción de la energía solar en el proceso de fotosíntesis. Al elegir un Revienta Cogollos es importante asegurarse que contenga también microelementos, enzimas y posiblemente algas u otros estimuladores naturales de floración, por ejemplo el Revienta Cogollos de Cannaboom aporta todos estos nutrientes.

 

Cómo aumentar el peso de los cogollos 

La elección de un buen Revienta Cogollos es un paso fundamental, ya que será el principal alimento de nuestros cogollos en la fase de engorde. Como se explicó anteriormente es necesario que contenga una alta concentración de PK, que son los macroelementos básicos por el desarrollo de las flores. Además, los microelementos y las enzimas juegan un papel esencial en la asimilación de NPK, y la adición de elementos orgánicos permite de acelerar los procesos bioquímicos que hacen engordar los cogollos. De hecho, la presencia de materia orgánica en el suelo estimula el metabolismo de la planta, y es por eso por lo que también cuando se utilizan fertilizantes minerales sería una buena costumbre añadir también algo de orgánico, que mantenga vivo el sustrato y que ayude la planta en la asimilación de los nutrientes. Entonces antes de elegir un Revienta Cogollos revisa si cuenta con todos estos nutrientes y que sean de procedencia natural.

Una buena elección es el Revienta Cogollos de Cannaboom, un producto órgano-mineral con un alto nivel de PK directamente disponible para la planta, con adición de aminoácidos libres, dos tipos de algas, distintos tipos de enzimas, microelementos, azucares y carbohidratos. Es un estimulador de engorde que permite a la planta absorber más nutrientes, haciendo aún más concreto el efecto del PK y actuando como multiplicador de las células que crearán así cogollos más compactos. Además, Revienta Cogollos de Cannaboom permite a la planta sintetizar más azúcares e incrementa la absorción de CO2. Se aplica a partir de la tercera semana de floración, cuando los puntos de flor comienzan a ser formados, para incrementar el desarrollo de los cogollos que serán más grandes y densos, gracias al alto nivel de fósforo y potasio. Revienta Cogollos es un estimulador de engorde completo, sencillo de usar por los cultivadores principiantes y al mismo tiempo satisfactorio, incluso para los más experimentados, ya que es capaz de marcar realmente la diferencia en el peso final de la cosecha en comparación con otros PK presentes en el mercado (comúnmente llamados Revienta Cogollos).