AZTI y la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con la Universidad de Amberes en Bélgica, está lanzando un estudio internacional a gran escala sobre los cambios en los hábitos de cocinado y alimentación de las personas debido a COVID-19 y las correspondientes medidas preventivas.

Puede resultar familiar: la harina, la pasta y la levadura son más difíciles de encontrar que antes y no se pueden ignorar las fotos de panes y postres caseros que circulan en los medios sociales. Parece que nuestro enfoque en lo que se refiere a las comidas es completamente diferente al que teníamos antes de la aparición del coronavirus. Este hecho tampoco ha pasado desapercibido para varios investigadores.

Por eso los investigadores de AZTI y de la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con FOOMS (Alimentación, Medios y Sociedad) de la Universidad de Amberes (UAntwerp), están lanzando la CoronaCookingSurvey, una encuesta internacional a gran escala sobre el impacto de COVID-19 en la forma en que las personas se relacionan con la comida y los medios de comunicación vinculados con la alimentación. De esta manera, los cambios provocados por el coronavirus pueden ser identificados en términos de hábitos de compra, cocina y alimentación. Más de 30 países participan ya en el proyecto de investigación. 

El cuestionario está abierto a cualquier persona mayor de dieciocho años y puede ser completado hasta que la mayoría de las medidas preventivas de COVID-19 hayan sido levantadas. Si desea participar, puede hacerlo haciendo clic en este enlace:

https://bit.ly/2yXy1Mq

Detalles de contacto para cualquier pregunta:

Grupo de investigación en Ciencias Sensoriales y Estudios con Consumidores - AZTI, España. Konsum@azti.es

Grupo de Investigación en Nutrición, Ejercicio y Estilo de Vida Saludable -Universidad Politécnica de Madrid, España. gi.imfine@upm.es.