El término “relaciones tóxicas” está tomando cada vez más fuerza en nuestra sociedad. Esto significa que la concientización acerca de tener relaciones sanas y ser afectivamente responsables está creciendo. Sin embargo, ¿una relación tóxica es sólo aquella en la que hay gritos y discusiones, o también puede haber maltrato sin que sea tan llamativo? Para reconocer cuáles son las señales que indican que tu relación puede ser tóxica, nos acercamos con un profesional en el tema. Recuerda que la ayuda psicológica es una gran herramienta para reconocer qué relaciones nos están afectando y cómo salir de ellas.

¿Qué es una relación tóxica?

Pensar en una relación tóxica nos lleva a pensar en el amor. Surgen preguntas como “¿dónde quedó?”, “¿está ahí?”. Es decir, qué tan probable será que siga existiendo amor en una pareja en la que no existe el respeto y apoyo mutuo; hay constante conflicto y búsqueda de demeritar al otro.

Hay que entender que el amor tampoco se trata de vivir pegados uno al otro y ser tan parecidos que se pretenda evitar la mínima diferencia entre la pareja. Al contrario, dice Erick Fromm que “la paradoja del amor es, ser uno mismo, sin dejar de ser dos”. Esto quiere decir que cada uno debe buscar seguir siendo sí mismo, ser dueño de nosotros mismos y amarnos antes que esperar que nos amen para que, cuando estemos en pareja, sea esta una convivencia tan trascendental que nos permita expandirnos desde nosotros mismos.

En las relaciones tóxicas ese impulso de destino se ve coartado. Uno olvida amarse a sí mismo, y es incapaz también de amar al otro. Principalmente, se pierde el respeto y la individualidad. Hay que tener en cuenta que las relaciones tóxicas hay de muchos tipos; sin embargo, aquí les dejo algunas que pueden pasar desapercibidas puesto que rompe el estereotipo de la pareja que se revisa el celular del otro.

Sin embargo, esconden una relación tóxica debido a que sus características significan una pérdida de respeto, de límites y de lo mas importante, la individualidad de cada uno de sus integrantes. La primera es la del hombre que busca una mamá. La parte tóxica en este tipo tan común de relaciones es que ese hombre tiene un sentimiento profundo de necesidades y deseos insatisfechos en la infancia; tan es así que busca en sus parejas toda la atención que no tuvieron de esa madre estereotipada. Es igual de común este tipo de parejas que duran toda la vida siguiendo el mismo rol, como aquellas que, en cuanto la mujer comienza a registrar éxitos en su escuela o trabajo, el hombre prefiere separarse y buscarse otra pareja. También es posible que busque una relación fuera de la oficial.

Lo tóxico en este tipo de relaciones es la demanda constante de atención. Otras es la de las parejas con dos seres inmóviles. Este tipo de parejas son dos personas con falta de individualidad, pero que, paradójicamente, no pueden estar “ni contigo, ni sin ti”. Son parejas de seres sin impulsos de crecimiento y superación y que, por supuesto, no pueden tomar como ejemplo al otro. Su relación es tan parecida a dos nadadores inexpertos que se avientan al mar (a la relación) sin saber nada (amar y ser felices), y en el intento de hacerlo se hunden uno al otro tratando de ayudar y sobrevivir al mismo tiempo.

Lo tóxico en estas relaciones es que, al ser igualmente dependientes uno del otro, incluso de lo malo, las exigencias son igualmente constantes e involucran la demanda. Constantemente uno trata de hacer sentir al otro culpable de “todo lo malo que pasa”. Estos son sólo dos ejemplos que se ven en consulta, con los que te podrías identificar tomando en cuenta que una de las características mas importantes es la falta de individualidad, la búsqueda constante por parte del otro, de que su pareja no sea el o ella misma, sino que viva para el otro.

Si te sientes identificado con cualquiera de estos dos ejemplos, quieres salir de esa relación pero no sabes cómo, lo mejor sería acercarse con un psicólogo/a. Con doctoranytime, puedes comparar cientos de psicólogos basado en el costo de su consulta, ubicación, entre otros. Además, puedes conocerlos antes de llegar a consulta. Es decir, podrás saber su formación profesional, años de experiencia o cómo pacientes con situaciones parecidos a la tuya han mejorado con ayuda de este profesional en específico.

¿Cuáles son las señales de que estás en una relación tóxica?

Algunas de las señales que pueden indicar que tu relación es tóxica son:

  1. El que pases tiempo con tus seres queridos lleva a discusiones
  2. Intenta controlar en qué gastas tu dinero
  3. No existe un respeto a tu privacidad. Es decir, revisa tu teléfono, te pide contraseñas de tus redes sociales, etc.
  4. Planifica salidas sin avisarte y si no te acoplas, es un problema
  5. Exige una compensación cuando te ayuda en alguna actividad
  6. Te minimiza en privado o frente a otras personas
  7. Señala constantemente tus errores
  8. Hay chantaje emocional
  9. Se dirige a ti con insultos o malas maneras
  10. Te compara con otras personas o ex parejas

En colaboración con el Psic. Oscar Christian Ramírez Granados, quien es psicoterapeuta individual y de pareja, actualmente atiende a sus pacientes por medio de video consulta, y de forma presencial en la colonia Hipódromo Condesa. Se formó como Psicólogo en la Universidad Intercontinental (UIC), y continuó con su preparación en el área de especialización de la Psicoterapia Breve Sistémica - Psicodinámica en la misma institución.