La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria, ha prorrogado de manera automática la dispensación de medicamentos sujetos a visado hasta el próximo 30 de septiembre, en vigor debido al Estado de alarma por el COVID-19. Esta decisión excepcional fue adoptada y puesta en práctica el pasado 17 de marzo con el objetivo de autorizar las nuevas prescripciones y las renovaciones de solicitudes de medicamentos con prescripción crónica.

Con esta medida, implantada de forma automática a través de la tarjeta sanitaria, se han evitado los desplazamientos de los pacientes a los centros de salud para que les extendieran el visado de este tipo de medicamentos especiales, que, por sus características, están sujetos a la autorización de la Inspección Sanitaria. Durante estos meses se han visado de forma automática más de 130.000 prescripciones en la Comunidad de Madrid, sin que se hayan constatado incidencias al respecto con este tipo de fármacos facilitando el acceso de los medicamentos a los pacientes.

En la puesta en práctica de esta medida han colaborado activamente la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, la Dirección General de Sistemas de Información y Equipamientos Sanitarios y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Comunidad de Madrid (COFM) a través de sus cerca de 3.000 oficinas de farmacia, que ha facilitado la dispensación de las recetas en soporte papel.