La Comunidad de Madrid suma cerca de 230.000 donaciones de sangre -228.592- a lo largo de 2020, en circunstancias especialmente complicadas por la pandemia de COVID-19, lo que ha dificultado el proceso de donación de sangre, plasma y médula, entre otros. El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid quiere agradecer a todos ellos su solidaridad, que ha permitido poder cubrir todas las necesidades hospitalarias en la región.

El Centro de Transfusión ha ido modulando las peticiones a los donantes en función de la demanda hospitalaria, que ha variado según la situación de la pandemia generada por el coronavirus. Así, en los momentos más complejos de la primera ola, durante marzo y abril, disminuyó significativamente la demanda de sangre debido al aumento de atención de casos por coronavirus que obligó a reprogramar cirugías no urgentes. 

La Comunidad de Madrid realizó un llamamiento urgente el 12 de marzo del año pasado, en los días previos al confinamiento, que se saldó con una respuesta masiva por parte de los ciudadanos, lo que permitió afrontar aquellos meses, al menos en lo que respecta a los hematíes, un componente sanguíneo cuya caducidad es de 42 días.

Además de esta respuesta de los donantes previa al confinamiento total, hay que destacar su aumento en el compromiso con la donación durante el año 2020,  probablemente derivado de la emergencia provocada por la crisis sanitaria, respecto a 2019. Así, un 31,6% de ellos repitieron donación, más de siete puntos por encima que los años anteriores (que registraban un aumento del 24-25%).