¿Recuerdas los tiempos en los que la calvicie era un problema prácticamente sin solución? Afortunadamente este ámbito es uno de los que más han evolucionado gracias a las tareas de investigación llevadas a cabo por eminencias del sector. Algunas de ellas desarrollan sus labores profesionales en España. 

Precisamente en nuestro país lleva años expandiéndose. Con el paso del tiempo, cada vez menos consumidores optan por realizarse injertos en el extranjero, siendo un claro ejemplo Turquía. La relación calidad-precio a nivel nacional paulatinamente ha ido alcanzando un nivel de excelencia, tal como demuestra la Clínica capilar MC360.

Este tipo de centros, a fecha de hoy, registran una actividad notablemente superior en comparación con un lustro atrás. De hecho, el recientemente mencionado, en el mes de octubre llevará a cabo una considerable ampliación de sus instalaciones. 

Ahora mismo dispone de siete quirófanos en total, mientras que a lo largo del mes que acaba de empezar la cifra casi se duplicará. Aquí no terminan los ejemplos que demuestran la expansión del sector. 

El propio CEO de MC360, Óscar Mendoza, lleva años innovando en un ámbito que se encuentra en constante evolución. Así lo demuestran todas las innovaciones realizadas en las redes sociales para que todo el mundo pueda ver qué es el injerto capilar.

Es decir, aunque se trate de un injerto capilar en Madrid, cualquiera puede ver cómo es el injerto capilar. Ello resulta de inestimable ayuda para los usuarios que tienen dudas sobre el procedimiento, los resultados, etcétera.

¿Qué otros aspectos se traducen en este auge sin precedentes? En El Correo de España hemos analizado las principales claves.

Motivos del éxito

Lo primero que llama la atención de los españoles reside en la no necesidad de realizar desplazamiento alguno. Antaño era inevitable tener que viajar hasta otros territorios europeos como el país turco. Ello no es plato de buen gusto, y menos en una situación sanitaria como la que estamos viviendo en la actualidad.

El motivo era claro: a nivel nacional no había demasiadas clínicas del sector capilar que ofreciesen los mismos tratamientos por unos precios competitivos. Todo ha ido cambiando con el paso del tiempo.

En pleno 2020 el equipo de MC360 ofrece unos resultados sobresalientes sin que ello exija un estratosférico desembolso. Todo lo contrario: han sido estipulados teniendo en cuenta la crisis actual, por lo que el gasto a efectuar no es elevado.

Sin duda se trata de un factor trascendental teniendo en cuenta lo mucho que contrasta con los resultados. Hablamos de un cambio de imagen radical, indistintamente de la zona a tratar y de la densidad actual.

Ello es fruto de lo avanzadas que están las técnicas de hoy en día, tales como la FUE, una de las más demandadas. Y no es para menos, puesto que al cabo de escasas semanas, tras el post-operatorio, se evidencia una mayor presencia de cabellos en la coronilla o cualquier área que el susodicho desee repoblar.

Para tal fin se extraen los folículos pilosos de otras zonas como puede ser la nuca. Pero, ¿y si tampoco hay densidad en dichas áreas? Se puede proceder a la extracción de la barba, el pecho, etcétera. Es decir, el remedio siempre es aplicable indistintamente de las características del individuo que acuda a una clínica española, aunque los expertos no recomiendan esta última técnica al no quedar igual estéticamente.

Ciertamente antaño también eran conseguibles unos resultados de este calibre. Sin embargo, los pacientes se veían obligados a hacer frente a un post-operatorio un tanto molesto, así como una operación que trasladaba inquietudes. No es el caso del año que no está tocando vivir, el cual resulta complicado en muchos aspectos, pero en tantos otros presenta una evolución positiva nunca antes vista.

El mejor ejemplo posible es el de los injertos capilares que a fecha de hoy tienen lugar en nuestro país. La anestesia local consigue que ni un solo dolor se produzca más allá de la propia anestesia a lo largo del procedimiento. De hecho, algunos centros optan por reproducir contenidos multimedia para que el paciente permanezca entretenido.

La duración, por supuesto, depende de la cantidad de unidades foliculares que vayan a ser extraídas y posteriormente injertadas. En cualquier caso, gracias a la última experiencia que detallaremos a continuación, acostumbra a tratarse de un procedimiento quirúrgico muy rápido.

Básicamente nos referimos a la dilatada trayectoria que tienen a sus espaldas las eminencias de este sector. Es innegable que la experiencia es un plus en todos los ámbitos, pero en el de los injertos más si cabe. Por suerte, en 2020 los españoles pueden elegir entre especialistas a nivel nacional con muchos injertos realizados satisfactoriamente.

Así lo demuestran las excelentes opiniones que pueden leerse en la red. Se trata de otra clave más para el auge de los injertos capilares en España. Al leer buenas valoraciones por parte de otros pacientes, los afectados por la alopecia androgénica y de otros tipos no dudan en ponerse en manos de buenos profesionales.