Madrid ha iniciado la tramitación para tener lista la parcela en Valdebebas donde se construirá el nuevo Hospital de Emergencias, un centro público que seguirá el modelo abierto por el Gobierno regional en IFEMA para pacientes COVID-19 y que contará con tres pabellones que sumarán más de 23.000 metros cuadrados. El proyecto anunciado este mes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ampliará los recursos asistenciales de la sanidad pública madrileña aportando hasta 1.000 nuevas camas y supondrá una inversión de alrededor de 50 millones de euros.

El Consejo de Gobierno ha acordado dar luz verde a este proyecto declarado de urgente y extraordinario interés público en aplicación del artículo 161 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de anticiparse y empezar a construir el nuevo centro sanitario próximamente. La Comunidad quiere que pueda ser utilizado en otoño, atendiendo a la previsión de posible rebrote de la enfermedad.

Además, el Consejo de Gobierno ha conocido el anteproyecto de este nuevo hospital que permitirá al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) iniciar las obras de construcción del centro hospitalario público en la parcela seleccionada en Valdebebas. El terreno, de titularidad autonómica, está ubicado en la Ciudad de la Justicia, junto a IFEMA y el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

El recinto tiene fácil acceso por las vías A-2, M-40, M-11, M-12, M-13 y R-2 y también se puede llegar mediante transporte público, puesto que cuenta con la estación de Cercanías de Valdebebas, a 9 minutos a pie. Además, el Instituto de Medicina Legal quedará integrado como morgue en el proyecto del nuevo hospital.

Reforzar el sistema sanitario y anticiparse

El objetivo de este nuevo Hospital de Emergencias es seguir reforzando el sistema sanitario madrileño con un nuevo centro público frente a posibles rebrotes de coronavirus COVID-19 u otras enfermedades. Esta nueva infraestructura contará con más de 1.000 camas, estará dotado de las tecnologías médicas más avanzadas y preparado para ser un nuevo centro de referencia en materia de enfermedades contagiosas.

A diferencia del Hospital de IFEMA, tendrá salas polivalentes de curas, que podrán habilitarse como quirófanos, zonas de CMA (cirugía mayor ambulatoria) o sencillas salas de curas, para poder practicar intervenciones menos complejas.