La campaña de vacunación de la gripe comienza normalmente en octubre, pero este año el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas están trabajando para adelantar su inicio, “incluso a finales de agosto”, con el fin de inmunizar contra esa enfermedad a toda la población de riesgo antes de que se produzca un posible rebrote del Covid-19.

Si la pandemia regresa en octubre o noviembre, como se prevé, coincidirá en el tiempo con la epidemia de la gripe, y entonces el riesgo de contraer dos enfermedades que circulan a la vez y se contagian de la misma manera será muy alto. Pero hay que tener en cuenta que la vacuna de la gripe no nos va a proteger frente al Covid-19, pero evitará el efecto de sufrir dos enfermedades a la vez.

De ahí que, admiten, la maquinaria se haya puesto ya en marcha para adelantar la campaña de vacunación contra la gripe “incluso a finales de agosto”.

Si se tiene en cuenta que el pico de la gripe, por la que en 2018 murieron 6.300 personas en España, suele darse entre diciembre y enero, y entonces llega a cifras de epidemia y a saturar las urgencias de muchos hospitales. De ahí que se haya puesto en marcha adelantar la vacunación este año.

No se pasa por alto tampoco que gripe y coronavirus comparten un mismo problema: causan los mayores estragos entre los mayores de 65 años, enfermos crónicos y personal sanitario.

La intención es también que no se confundan ambas enfermedades cuando este otoño reaparezca, como se prevé, el coronavirus, dado que las dos dolencias presentan de inicio síntomas parecidos.

Inmunizar a la población de riesgo

Cada temporada, las autoridades sanitarias se han marcado el objetivo de vacunar al menos al 65% de las personas que tienen 65 años o más, así como al 40% de los profesionales sanitarios y a las embarazadas.

Fuente: www.elconfidencialdigital.com