Recordemos, ejemplo a vuela teclado, que en una sola dosis de la vacuna Moderna hay 40 billones de moléculas de ARN mensajero. Una cuarta parte de estas células permanecerá en el brazo, pero tres cuartas partes de ella se desplegarán por el sistema linfático y el turbión sanguíneo. Y eso sin olvidar, reconocido por esta pieza nuclear de la FARMAFIA, que su raticida deviene una "reprogramación tecnológica” en toda regla.

La atroz proteína spike

Cuando una sustancia se encuentra circulación por nuestro organismo, las células que pueden absorberla son las que rodean los vasos sanguíneos (endotelio vascular). El lugar donde este fenómeno acontece es en los capilares. En estos pequeños vasos, la sangre fluye más lentamente. Los paquetes de genes se abren y, entonces, el cuerpo se pone a currar "leyendo" las instrucciones escritas y produciendo trillones de proteínas espiga.

El objetivo de esta tremebunda proteína espiga (espícula o spike), según los oficialnoicos de las timovacunas, es que el organismo la reconozca como una proteína extraña y produzca anticuerpos contra ella. Pero aquí emerge, indudablemente,  el gran, grandísimo problema.

…Si desea terminar el artículo pinche aquí.