El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, mantuvo en la tarde de ayer una reunión de trabajo con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para analizar las primeras horas de la puesta en marcha de las nuevas medidas contra la COVID-19 que el Gobierno regional ha diseñado para controlar la curva de la pandemia. En concreto, afectan a 37 zonas básicas de salud de seis distritos de la capital (Carabanchel, Usera, Villaverde, Ciudad Lineal, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas). Para el correcto funcionamiento del control de las restricciones, el Ayuntamiento de Madrid ha desplegado 200 agentes de la Policía Municipal en 62 puntos.

Durante el encuentro, que se enmarca en la colaboración entre ambas administraciones, la presidenta regional ha trasladado a Almeida los primeros pasos que va a dar la Comunidad de Madrid tras acordar con el Gobierno de España la creación de un espacio de cooperación y de cuya estructura también forma parte el alcalde de la capital.