Isabel Díaz Ayuso, ha visitado las obras del nuevo Hospital público de Emergencias que estará situado en Valdebebas –Madrid- y que seguirá el modelo del temporal instalado por el Gobierno regional en IFEMA para pacientes COVID-19 durante la pandemia. “La Comunidad de Madrid, nuevamente, se adelanta, y lo hace en un momento de incertidumbre donde del mismo modo que se gestiona la economía de manera global, la sanidad y la salud tiene que empezar a verse de la misma manera”, ha señalado la presidenta.

Con el inicio de estas obras lo que estamos haciendo es gestionar contratiempos y, lo más importante, adelantarnos, prepararnos mientras el virus y la amenaza global de otros muchos virus que puedan venir esté entre nosotros”, ha destacado Díaz Ayuso, para remarcar que “lo que no podemos hacer es quedarnos de brazos cruzados porque un paso atrás sería imperdonable”.

Las obras concluirán a finales de otoño, lo que permitirá contar para entonces con 1.000 nuevas camas dedicadas al coronavirus o a otras contingencias que se presenten, tras una inversión de más de 50 millones de euros.  Esta nueva infraestructura se va a convertir en una herramienta para dar cobertura a las distintas necesidades asistenciales de los profesionales y del conjunto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud.

El objetivo de este Hospital de Emergencias es seguir reforzando el sistema sanitario madrileño con un nuevo centro público “frente a posibles rebrotes de coronavirus COVID-19 u otras enfermedades”, ha indicado Díaz Ayuso, quien ha explicado que “esta nueva infraestructura contará con más de 1.000 camas, estará dotado de las tecnologías médicas más avanzadas y preparado para ser un nuevo centro de referencia en materia de enfermedades contagiosas”.

El éxito experimentado en el Hospital temporal de la Comunidad de Madrid instalado en IFEMA para pacientes COVID-19 se ha convertido en un referente nacional e internacional en el abordaje del coronavirus, por lo que hace recomendable seguir el mismo modelo para la construcción del nuevo Hospital de Emergencias.

Para poder ser capaz de atender cualquier tipo de epidemia/pandemia en el futuro, el hospital será polivalente, basado en pabellones sectorizables desde el punto de vista de instalaciones y modulación (para habilitar únicamente la parte necesaria), y capaz de adaptarse a cualquier plan funcional diseñado por las direcciones asistenciales.

Además, podrá utilizarse como hospital de apoyo durante las campañas de la gripe estacional, así como para dar cobertura asistencial a otros hospitales que se encuentren inmersos en reformas integrales. “En definitiva, -ha remarcado Díaz Ayuso- se trata de una infraestructura que se podrá adaptar ante cualquier situación de aumento de demanda sanitaria”.