Las pulseras repelentes de mosquitos son de mucha utilidad al usarlas porque evitan que los mosquitos se acerquen a ti en tus salidas al aire libre. Por lo tanto podrás disfrutar al máximo sin sentirte pegajoso por el repelente, y no tendrás que oler a productos químicos de la cabeza a los pies.

Para evitar toda la incomodidad que puede generar la aplicación de un repelente en loción, los laboratorios farmacéuticos comenzaron a innovar con la fabricación de pulseras repelentes antimosquitos que pueden repeler los mosquitos sin causarte ninguna molestia. Sin embargo, en lo posible siempre es bueno complementar con un poco de repelente ya que aunque las pulseras son una alternativa atractiva, en ocasiones pueden no ser tan efectivas como los otros repelentes disponibles comercialmente.

Estas pulseras antimosquitos pueden ser beneficiosas para protegerte si realizas alguna actividad en la que la aplicación tópica de repelente puede considerarse inapropiada. Incluso podrías usar también estos dispositivos en los tobillos para evitar picaduras. Pero si vas a estar en lugares donde el virus Chikungunya o el Dengue estén activos, lo recomendable es optar por un producto de uso tópico.

 

¿Cómo funcionan los brazaletes repelentes de mosquitos?

 

Las pulseras antimosquitos están impregnadas con DEET, aceite de menta u otros elementos disuasivos contra los mosquitos. Usando estas pulseras puedes mantener a los mosquitos lejos de ti. Se consideran como una forma segura y fácil de protegerte, incluso vienen con bandas ajustables para que todos los miembros de la familia puedan usarlos. Y para atraer a un público aún más amplio, vienen en diferentes colores.

Por lo tanto, la mayoría de las pulseras dependen de aceites vegetales 100% naturales para combatir los mosquitos. Aunque los productos más nuevos vienen con pequeños paquetes de recarga o aerosoles que contienen el repelente activo. Esto hace que puedas usarlos más de una vez ya que simplemente compras un aerosol de recarga y listo.

Los aceites que por lo general conforman a los brazaletes son los aceites de citronela, lavanda y menta para mantener a raya a los mosquitos. Solo algunos modelos son los que contienen DEET. Además, se sabe que el aroma de estos aceites naturales repele a los insectos, y lo mejor es que no tienes que aplicarlos directamente sobre tu piel. Eso es genial para todos los que temen las alergias cutáneas.

Cuando utilices un brazalete antimosquitos, es posible que notes un olor fuerte a citronela con la mayoría de las pulseras repelentes. Es necesario mantener a raya a los mosquitos, así que prepárate para este olor. Afortunadamente, nunca huelen desagradable y te acostumbrarás muy rápido.

Estas pulseras duran entre varios días y semanas hasta que pierden lentamente su efectividad (porque se consume el ingrediente activo). Una vez colocadas no hay necesidad de que te preocupes por más mantenimiento, limpieza u otras cosas. Simplemente te pones las pulseras y te olvidas de ellas.

 

Brazaletes de mosquitos Vs Repelentes de mosquitos

 

Los brazaletes repelentes de mosquitos son fáciles de usar y tienen bajos efectos secundarios. En lugar de rociar tu cuerpo simplemente los usas en tu muñeca como si se tratase de un accesorio normal.

Si ya no los necesitas, puedes quitártelos: no necesitan limpieza y no tendrás que lidiar con pantallas adhesivas en tu piel. En consecuencia, las pulseras repelentes de mosquitos son una opción muy popular para muchas personas que necesitan una solución natural contra las picaduras dañinas.

Entonces, la realidad es que tanto las pulseras antimosquitos como los repelentes son excelentes maneras de evitar a estos insectos, y el uso de cada uno de estos dependerá principalmente de las preferencias de cada persona y del entorno en el que quiera usarlos.