El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, visitó ayer el municipio madrileño de Bustarviejo para conocer sobre el terreno los problemas más acuciantes de sus vecinos y comprobar cómo están afrontando las corporaciones municipales de estas dos localidades la lucha contra el coronavirus.

Tras pasear por sus calles y escuchar a los vecinos y comerciantes, el vicepresidente regional ha trasladado el compromiso del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid “para arrimar el hombro” y “mejorar” el día a día de los 179 municipios y sus habitantes, superando la actual crisis sanitaria y económica.

Con esta meta en el horizonte, Aguado ha apelado a dos elementos clave en la lucha contra la pandemia en la Comunidad de Madrid y en España: por un lado, “la unión entre administraciones”, elemento “fundamental” para elaborar una estrategia coordinada y eficaz frente al virus; por otro, “la responsabilidad individual de cada uno de los madrileños en la implementación de hábitos sociales y de salud que garanticen nuestra protección y la de los que nos rodean”.

Entre esos hábitos se encuentra el uso de mascarilla, el mantenimiento de las distancias mínimas de seguridad, el lavado frecuente de manos y el respeto del resto de directrices emitidas por Salud Pública.