Al mal tiempo buena y nueva cara. Esto han debido de pensar en DOCa Rioja,  que lanza  imagen y estrategia de comunicación internacional, renovada, con el optimismo por copa para alzarse líder dentro de un sector algo dañado.

Y es que la pandemia ha hecho de las suyas dentro del mundo del vino, por lo que requiere nuevas formas de entenderlo y apreciarlo. Pero volver con fuerza y ganas es lo que tiene, que vas a por todas.  Una campaña, más allá de nuestras fronteras, que no pretende ser flor de un día, “con más de 300 millones de impactos”, mucho más dinámica, alegre, llena de sonrisas, bailable,  enfocada a las nuevas generaciones de consumidores, los jóvenes.

Un desarrollo pre-navideño estratégico a través de diferentes plataformas digitales y medios convencionales con el deseo de alcanzar, si es que no la tiene ya, la cima Denominación como un referente vitivinícola mundial junto a otros ejes de vital importancia como la sostenibilidad, la digitalización en pro de la máxima calidad,  como su enoturismo, dentro de la hoja de ruta prefijada hasta el 2025.  Idea que viene avalada por “la diversidad e innovación” de estos vinos, como señala Pablo Franco, director del Órgano de control del Consejo Regulador.

Más fresco, con nuevos aires, haciendo gala de su gran variedad, en la que están incluidas alrededor de 600 bodegas, pero sin perder un ápice de su tradición pionera, que le hace ser un único, inconfundible. Presente, pasado y futuro en la copa.

“Poco a poco el sector se va recuperando”,  como reconoce Ricardo Alcón, responsable de desarrollo de clientes, y se vuelve a los antiguos hábitos, no solo en casa, también hostelería, de consumo, “un 10% más de registro el presente año”.  Cifras positivas, pero aún tímidas. “El mercado del vino ha crecido en nuestro país un 3,7%  en valor total, pero dista mucho de las cifras alcanzas hace años”, manifiesta Alcón, ya que “el nivel de facturación ha caído un 18%, en torno a 20 millones de botellas pérdidas debido a la crisis sanitaria”.

Una perezosa tendencia al alza, aunque desigual, debido a las restricciones de cada autonomía. “Aunque de marzo a abril se manifiesta notablemente superior a otras denominaciones de origen”. Es un inicio, buen síntoma de recuperación y de estar en el camino correcto.

Una invitación a vivir.  A compartir el carácter jovial, fresco, natural, de este vino en los ansiados reencuentros,  celebraciones familiares, eventos, y disfrutar, juntos, de las sensaciones al compartir su especial y elegante sabor.  Algo a lo que ha contribuido el nuevo spot de la DOCa. Firma del reputado realizador Uri Segarra, y agencia Madresanta,  idea del artista y compositor emergente Daniel Belenguer, más conocido como Bearoid o Alavedra.  Donde el buen humor y la risa, triunfa, se contagia con un  toque muy rap…” Ja!, ja!, Te mereces un Rioja, ja!”. Y buen cuerpo de baile, no solo en copa.

Puesta de largo acorde a los nuevos tiempos que dan “respuesta a la necesidad imperiosa del consumidor para retomar su vida social y sonreír de nuevo”, como afirma Iñigo Tapiador,  director de Marketing del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.  Donde se manifiesta el verdadero espíritu de este vino. Inquieto, valiente, con fuerza en boca que te invita a disfrutar, a seguir en su compañía. Algo que esta patente, como así se puedo comprobar en su degustación entre los que había grandes Reservas y caldos de viñedos singulares, monovarietales de garnacha, blancos y hasta un rosado muy sugerente y atractivo,  el buen hacer de sus gentes, viticultores, “más de 15.000”, bodegueros, que reaparece con más ilusión si cabe, aunque nunca se fue, pero si con una nueva seña de identidad más de hoy, y ganas de seguir siendo un claro referente en el Olimpo de los vinos más deseados de Denominación de Origen españoles. Por sus contrastes, su diversidad  y rigor.  Por su reconocimiento en la trazabilidad,  porque el vino lo es todo. Es su cultura y su estilo de vida. Por tanto… Te mereces un Rio… Ja!, ja!