Piruletas de queso brie y mermelada de arándanos

1456b5262768-piruletas-de-queso-brie-y-mermelada-de-arandanos-80-1290-742-nw

1 paquete pequeño (160 g) de Obleas BUITONI

80 g de queso brie

80 g de mermelada de arándanos

1 huevo

Precalentar el horno a 200º.

Cortar las obleas con un cortapastas o moldes de galletas de unos 7 cm aproximadamente.

Cortar el queso brie en trocitos pequeños.

Repartir la mermelada y el queso 8 obleas. Colocar una brocheta de madera en un extremo y cubrirlas con el resto de las obleas. Cerrarlas con la ayuda de un tenedor.

Pincelar con huevo batido y hornear 10-12’ hasta que estén doradas.

Quiche de jamón, roquefort y pera

quiche-de-jamon-roquefort-y-pera-80-1290-742-nw


 

1 Masa Brisa BUITONI

75 g de queso roquefort

100 g de jamón curado cortado en tiritas

600 g de peras tipo conferencia

250 ml de Leche evaporada

3 huevos

sal

pimienta

Extender la masa brisa y forrar con ella un molde de tarta; pinchar el fondo varias veces con ayuda de un tenedor. Cubrirla con papel de aluminio, presionando bien las paredes para que no se bajen al cocer. Cocer la tarta en el horno, previamente calentado a 200ºC de temperatura, durante 10 minutos; retirar el aluminio y cocerla 5 minutos más.

Desmigar el queso sobre la base y repartir el jamón en tiritas.

Pelar las peras, cortarlas en láminas finas y colocarlas en forma de rosa por encima.

Batir los huevos con la leche evaporada, sazonar con un poco de sal y pimienta y rellenar la quiche.

Cocer la quiche en el horno, a 200ºC de temperatura, durante 15-20 minutos, hasta que esté dorada. Repartir por encima 1 cucharada de pipas peladas antes de hornear la quiche.

Pannacotta de parmesano con su crujiente y mermelada de tomate

1bea12903e6b-panna-cotta-de-parmesano-con-su-crujiente-y-mermelada-de-tomate-80-1290-742-nw

196 ml (1 brik peq.) de Leche evaporada

25 g de queso parmesano rallado + 10 g para el crujiente

1 hoja de gelatina

60 g de mermelada de tomate

Poner la hoja de gelatina a hidratar en agua fría durante unos 10 minutos.

Poner en un cazo a calentar la leche evaporada con 25 g de queso parmesano e ir removiendo con unas varillas. Cuando esté caliente y sin que arranque a hervir, añadir la gelatina bien escurrida y remover hasta que se funda.

Repartir en los vasos y enfriar un mínimo de 3 horas (también puede dejarse toda la noche).

Crujiente: Poner en parmesano encima de un papel de horno encima de un plato y poner en el microondas a máxima potencia durante 3-4 minutos. Retirar y dejar enfriar.

Repartir la mermelada en los vasos y el crujiente de parmesano. Servir.