El Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Getafe ha incorporado un 'Escenario sonoro' para el diagnóstico personalizado de la pérdida auditiva y la falta de discriminación de la palabra hablada, que permite mejorar la información clínica disponible de cara al tratamiento de estos pacientes.

Una vez verificada una pérdida de audición a través de las herramientas diagnósticas tradicionales, el siguiente paso es obtener más información sobre las consecuencias que tiene en la comunicación. En estos casos, no solo interesa conocer el grado de pérdida auditiva en las condiciones de silencio que tiene una cabina audiometría convencional, sino cómo y en qué grado dicha pérdida afecta al paciente en situaciones cotidianas reales.

En esta labor, el 'Escenario sonoro' permite a los especialistas reproducir diferentes situaciones reales de sonidos de alta intensidad (metro, tráfico denso, comida en un restaurante, partido de fútbol, etc.) y emitir una lista de palabras, con el paciente en el centro de la estancia, para comprobar in situ qué grado de entendimiento tiene de las mismas, y poder medirlo con precisión, tanto en condiciones de silencio como en situación real de la vida diaria del paciente.

Este nuevo dispositivo basa su funcionamiento en una serie de pruebas auditivas realizadas en una cabina insonorizada, equipada con pantalla de TV y sistema de altavoces integrados y calibrados con un software específico para el diagnóstico auditivo.

De esta forma, a través de un estudio con detalle de la capacidad de recepción de mensajes del paciente en diferentes situaciones auditivas, se puede diseñar con mayor precisión el tratamiento más indicado: cirugía, prescripción de audífono y valorar el beneficio de dicho tratamiento a cada uno de los pacientes, de manera independiente y veraz.

Esta actividad está incluida dentro del objetivo del centro de transformar al Hospital en un espacio amigable y adaptado a la discapacidad auditiva, que engloba un diagnóstico más completo de este problema de salud, aplicar los tratamientos más avanzados y adecuar los espacios mediante señalización adaptada a problemas auditivos que ayuden a evacuación y emergencias.