La supuesta secuencia genética del Sars-Cov-2, que detectaría la PCR, forma parte del cromosoma número 8 que poseemos todos los humanos. Ergo, todos somos potenciales "positivos".

Las pruebas de PCR no tienen el menor sentido como herramienta fiable de diagnóstico para determinar una enfermedad infecto-contagiosa causada por un nuevo coronavirus. Esta fraudulenta prueba de diagnóstico permite localizar y amplificar un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo, que en el caso del presunto nuevo coronavirus sería una molécula de ARN. La técnica de PCR no puede ser considerada específica. Detecta, repitámoslo vez más, diversísimo material genético, no carga viral de manera concreta. Todo ello  partiendo de la presuposición de la existencia del Sars-Cov-2. Si éste no existe, la PCR deviene absurda. ¿Poco fiable? Poco fiable, no. Absurda in terminis: nada hay que detectar.

El colosal y primigenio fraude: el virus jamás se aisló

El tormento de las PCR. ¿La última trola desvelada? Previsible. La secuencia genética del coronavirus que supuestamente detectaría la prueba PCR, en realidad, se halla incrustado dentro del cromosoma número 8 de cualquier miembro de la especie sapiens sapiens, por lo que todos podemos dar, obviamente, positivo. Fascinante mundo el de la genómica. Cromosoma 8. Uno de los 23 pares de cromosomas, con aproximadamente 145 millones de bases, correspondiendo al aproximadamente 5% del ADN total de la célula. Se estima que este cromosoma contiene entre 700 y 1000 genes. ¿Incluir falsariamente cromosomas en secuencias genéticas presuntamente víricas? Con las técnicas contemporáneas, lo más sencillo del mundo.

Como ya les aclaré en más alguna ocasión todo el formidable horror presente proviene del falaz estudio A Novel Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019. Allí se afirmaba- se dice que-  haber aislado un nuevo coronavirus causante de una "extraña neumonía". Ese estudio no demuestra en ningún momento que se aislara virus alguno. Punto. La posterior secuencia genética, difundida por todo el orbe, estafa y simulacro planetario. Esa falsa secuencia genética, por ejemplo, la pudieron interpolar aleatoriamente dentro del cromosoma número 8. O hacer lo que les saliese de la cima del nardo. Una muesca más de la mayúscula mentira que nos envuelve. Con todo. En fin.

https://pieceofmindful.com/2020/04/06/bombshell-who-coronavirus-pcr-test-primer-sequence-is-found-in-all-human-dna/