El Instituto de Política Social ha recordado que el Gobierno de España, apenas ha dado recomendaciones y se ha pronunciado sobre la borrasca “Filomena” que pasará por España especialmente en la tarde de hoy y el día de mañana.

El Instituto de Política Social que encabeza Pablo Hertfelder García-Conde, se ha pronunciado hoy para pedir máxima precaución y alentar a los servicios sociales que actúen con la eficacia con la que siempre han trabajado para evitar que los más desfavorecidos pasen esta noche en la calle y puedan fallecer por el frío.

Desde este ente, han pedido a todas las Comunidades Autónomas máxima actuación ante esta borrasca que se espera y piden que todas las Comunidades, especialmente; Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Santander, pongan en acción todos sus equipos para poder refugiar a los que no pueden permitirse un hogar y se encuentran en las calles. También afirman que se podrían poner unas carpas con colchonetas y mantas para que los que se queden sin sitio en los refugios/albergues puedan pasar el menor frío posible.

“Es fundamental una acción rápida y organizada, se acerca una borrasca bastante complicada y los más desfavorecidos necesitan que pongamos todos nuestros esfuerzos y medios para que estas noches que se avecinan sean las que menos muertes nos traigan. No pedimos nada que no sea imposible” Indica Pablo Hertfelder García-Conde, Presidente del Instituto de Política Social.

Por su parte la Vicepresidenta del Instituto de Política Social, Eva Higueras Muñoz, recuerda que ante el despunte de las facturas de la luz debería haber una disminución inmediata o correr a cargo del gobierno “.

El gobierno no pone facilidades para las familias, el gobierno se ha olvidado por completo de cumplir sus planes electorales. Ante este incremento de la luz, consideramos que la única solución sería que el gobierno se haga cargo de ello.” Sentencia Higueras Muñoz, Vicepresidenta del IPSE.

El IPSE señala que dos de cada cinco hogares en España, no pueden hacer frente al gasto que conlleva una factura desorbitada como la que estamos teniendo. Desde la entidad exigen de inmediato al gobierno que actúe con soluciones y no palabras.