Madrid ha reunido a 32 productores en el XXI Salón de los Vinos de Madrid, que se celebró ayer en la Real Casa de Correos -sede del Gobierno regional-. La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, ha inaugurado esta muestra, donde ha agradecido al sector vitivinícola su esfuerzo por continuar trabajando y aumentar sus ventas pese a las dificultades derivadas de la pandemia por COVID-19.

Acompañada por el Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Antonio Reguilón, Martín ha destacado “la saludable situación de la venta de caldos madrileños”. “Nuestro producto de proximidad es de gran calidad y esto aporta un gran valor, porque la compra de bienes locales lleva aparejada una contribución al desarrollo rural, la generación de empleo y la sostenibilidad”, ha añadido.

Los 32 viticultores presentes, 22 de ellos adheridos a M Producto Certificado -la marca de calidad de la comunidad autónoma-, han ofrecido catas y presentado sus creaciones tradicionales y nuevas ofertas a los profesionales de la hostelería, restauración, enología y sumillería visitantes. Se han unido a la muestra los Quesos La Cabezuela y el aceite Oleum Laguna de Villaconejos.

En la undécima edición del Salón de los Vinos de Madrid han participado por primera vez Bodegas Cinco Leguas de Chinchón, Cuarto Lote de Nuevo Baztán, Viña Bayona de Titulcia y Bodegas Viña Bardela de Venturada, en la subzona El Molar.