En el I Congreso Internacional y XII Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo se han premiado dos trabajos de médicos residentes del Hospital Gregorio Marañón. Uno de ellos trata sobre los posibles daños en trabajadores implicados en las labores derivadas de los daños ocasionados por el volcán Cumbre Vieja (Isla de La Palma). El segundo trabajo galardonado alerta sobre la necesidad de un diagnóstico temprano en pacientes con picaduras de garrapatas para evitar procesos largos y complicaciones añadidas a estos enfermos.

Enrique Martínez Muro y Ana Tapias Martínez residentes de 4º y 2º año de Medicina del Trabajo del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, que dirige Ignacio Sánchez-Arcilla, han sido galardonados con los premios a la mejor comunicación y al mejor caso clínico, respectivamente durante la celebración del I Congreso Internacional y XII Congreso Español de Medicina y Enfermería del Trabajo. organizado por la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo.

Los dos trabajos han sido premiados durante la celebración de esta edición en el que han participado más de 600 profesionales, con 25 mesas, 7 talleres y simposios y 200 comunicaciones científicas. El Congreso fue inaugurado por la Ministra de Sanidad, Carolina Darías y clausurado por el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

"Estudio toxicológico en trabajadores procedentes del volcán Cumbre Vieja (Isla de La Palma)", es el nombre de la Comunicación Oral presentada por Enrique Martínez Muro.  En dicho estudio, fruto de la colaboración con la Unidad de Vigilancia de la Salud del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y liderado por la Dra. Marta Bermejo, se buscó plantear un protocolo de vigilancia de la salud específico para trabajadores expuestos a un riesgo laboral infrecuente y emergente como fueron las erupciones volcánicas del pasado año.

El objetivo de este trabajo era detectar daños a corto, medio y largo plazo en los trabajadores expuestos a la ceniza, gases y partículas volcánicas. En esta primera fase, no se detectaron daños a corto plazo siendo la sintomatología presentada transitoria y las pruebas complementarias normales. No obstante, se continuará realizando una vigilancia a medio y largo plazo para detectar posibles daños a la salud de los trabajadores derivados de esta exposición.

El premio al mejor caso clínico fue presentado por la residente de segundo año de Medicina del Trabajo, Ana Tapias Martínez, bajo el nombre de "Enfermedad por picaduras. La gran olvidada en el algoritmo diagnóstico". El trabajo plantea una serie de cuestiones sobre la susceptibilidad de la población en general a las picaduras de garrapatas, aunque no se viva en un entorno rural, donde son más frecuentes, y lo que supone para los pacientes un diagnóstico tardío y sus posibles consecuencias. El trabajo se plantea a partir de un caso real que supuso a la paciente una clínica sistémica de más de seis meses.

El trabajo expone, según Ana Tapias, "cómo se ha de tener en cuenta que dentro de los riesgos biológicos se encuentran las picaduras y no todas son banales, requiriendo en nuestro día a día como médicos del trabajo una correcta anamnesis, seguimiento, diagnóstico y tratamiento. Un diagnóstico y tratamiento tardío nos lleva a un aumento de sintomatología en fase avanzada".