Falsa (como las dos primeras) tercera ola y militarización de nuestras calles

Se sacarán, cual magos negros, la terrorífica "tercera ola" durante las próximas semanas. Y esta vez, ains, ya no serán tan solo los falaces "contagiados" (obtenidos mediante masivos y fraudulentos papayatest) de un verano sin muertos. En esta ocasión ya tendrán sus muertos. 

Muchísimo frío presente, y enero como el mes en el que se producen las mayores epidemias de gripe cada año (y toda la sintomatología derivada, a la que vincularon y continuarán vinculando con la inexistente covid). Todo cuadra. Tan obvio. Si a eso le añadimos los efectos adversos de las propias vacunas transgénicas y esterilizadoras, el pandemónium estará servido. Pero será tan falaz como en marzo del pasado año. 

Y los militares se desplegarán por nuestras calles a partir de julio del presente año. Se militarizará el control de los desplazamientos. Se militarizará la vida pública, en definitiva (echen un ojo al aciago informe Urban Operations in the Year 2020 de la terrorista OTAN). Como tantas cosas desde la pasada primavera, se "normalizará" lo que es profundamente anormal. Y, pastueñamente, la inmensísima mayoría de la población lo acabará asumiendo. 

Coronavirus, operación militar. ¿Quedaba alguna duda?

Y volvamos al titular. "Hay que vacunar como si fuese una operación militar y de guerra. Hay que vacunar sin cesar y todas las comunidades van a tener que plantear si necesitan reforzar los dispositivos de atención primaria o algún otro dispositivo complementario", asevera el siniestro Acuña en declaraciones a Onda Vasca (como casi todos: alianza GAVI, premio princesa de Asturias, al alimón con la propia OMS al servicio de Gates; o sumisos gobiernos indistinguibles del "disidente" Trump y “derechas alternativas” varias). Y el “benemérito” López Acuña, siempre con los mafiosos de la OMS. En todos sus truños. El timosida. La híper-corrupción generada por el huracán Mitch en 1990. La epidemia de cólera en Perú. Y, precedente de nuestro gran embuste actual, la gripe A de 2009.

Y quédense con lo primero ("operación militar y de guerra") y, por supuesto, el detalle eufemístico: "otro dispositivo complementario". Da pavor, sin más (echen otro ojo, por si les cabe todavía alguna duda, al Cuaderno de Estrategia 203. Emergencias pandémicas en un mundo globalizado, publicado por la “inteligencia” militar española). Y ante semejante panorama, todo empeorará seriamente. Y la única pregunta razonable es (y será): ¿Continuaremos tolerando semejante horror? ¿Cuáles son nuestras armas? En fin.

Milicos_vacunando